La diferencia definitiva entre bolsas y ojeras

¿Cómo distinguirlas?

María José Roldán Prieto

Tus ojos son el espejo de tu alma y siempre será lo primero que te avise de tu estado de salud. Además, tus ojos mostrarán al mundo cómo estás e incluso cómo te sientes. Si tienes unos ojos cansados es probable que se vea rápidamente, pero son muchas las cosas que pueden causar las ojeras en tu rostro, así como también las bolsas. Ambas cosas pueden ir acompañadas pero no son lo mismo en absoluto. Es necesario saber diferenciar ambas cosas para saber qué tratamiento es mejor para ti y para volver a tener una mirada de escándalo.

Bolsas y ojeras, el gran debate facial de belleza

Por un lado, las ojeras se crean debajo de los ojos como zonas oscuras e incluso hundidas. La piel se estira y se hunde debido a la pérdida del tono muscular y a la grasa que se acumula debajo de la cuenca del ojo y te hace tener un aspecto saludable. La grasa natural que rodea los ojos los protege de golpes y moratones. Las ojeras pueden salir por muchos motivos como por ejemplo llorar demasiado, la genética, por la toma de medicamentos, por dormir mal, por estar cansado, por sufrir estrés, por frotar demasiado los ojos, etc.

Por otra parte, las bolsas de debajo de los ojos también salen en la misma zona donde suelen salir las ojeras, debajo del ojo y del párpado inferior. También pueden aparecer bolsas alrededor de los párpados superiores que causan a menudo la impresión de cejas caídas, aumentan la presión y crean zonas abultadas en los ojos.

Los párpados cuando están ligeramente hinchados y existe flacidez y exceso de piel, y se junta con las ojeras de debajo de los ojos, puedes dar un aspecto de cansada pero también de haber sido incluso golpeada -aunque no sea así-. Las bolsas e hinchazones se puede observar alrededor de los ojos tanto por arriba como por debajo. Las bolsas de los ojos pueden ser un signo de envejecimiento y piel caída.

Como puedes comprobar aunque vayan juntas las bolsas y las ojeras no son lo mismo, por lo que debes diferenciarlas para escoger la mejor solución para ti para eliminarlas.