Oscars 2016: copia el recogido con trenzas de Olivia Wilde

Marta Marciel

El recogido con trenzas de Olivia WildeEl peinado de Olivia Wilde en los Oscars 2016. Gtres

Los premios más esperados del año son sin duda los Oscars. En esta gran cita del cine, las actrices aprovechan para lucir sus mejores galas, y de paso arriesgar con maquillaje y peluquería en un momento sin igual. Por eso, además de los looks más esperados de una alfombra roja con momentos divertidos, también nos fijamos en cómo se peinan las celebrities más internacionales. 

En la gala de los Oscars 2016, si alguien deslumbró sobre el resto en cuestiones de cabello, ésa fue Olivia Wilde. La recordada actriz de House dejaba poco a la imaginación con su vestido de inspiración bridal y escote infinito, pero todas las miradas se dirigieron curiosamente a su peinado: un precioso recogido de trenzas

Cómo hacer el recogido con trenzas de Olivia Wilde

Para hacer el peinado con trenzas de la guapísima Olivia Wilde, es necesario tener una melena abundante. Si tenemos el pelo largo, puede ser un buen peinado para una ocasión especial, o podemos ayudarnos de extensiones. Lo primero que hemos de hacer es dejar todo el pelo con la melena a un lado, dejando una raya que haga que podamos trenzar la parte del flequillo hasta la oreja contraria. 

El recogido con trenzas de Olivia WildeEl moño con trenzas de Olivia Wilde. Gtres

Después, es cuestión de trenzar toda la parte que queda suelta del cabello. En el caso de Olivia Wilde, su peluquero personal decidió hacer dos trenzas, una que llegase desde el lado con más pelo hasta el contrario, dejando justo la zona que queda suelta detrás de la oreja. Para sujetarlo podemos hacernos con horquillas de moño. Después, convertiremos la parte del rostro en una bonita corona si también trenzamos el pelo que queda hasta la oreja del mismo lado. 

Para terminar, hemos de hacer una trenza gruesa y larga hasta el final del cabello, para después recogerla y enrollarla hasta que quede hecha un moño en la parte baja de la nuca. En el caso de Olivia Wilde, se aprovechan las dos trenzas que quedan sueltas desde el flequillo para formar parte también del propio moño.