Acné a los treinta: tengo 30 años y aún tengo granos y espinillas

Creías que cuando te graduaras del colegio también acabarías con el acné, pero eso no llegó a ocurrir. Dejaste atrás las carpetas forradas con fotos de revistas y los tonteos teenager con los chicos de tu clase, pero nunca conseguiste que desaparecieran las espinillas. Ya has llegado a la treintena y sigues teniendo esos insufribles granitos que tanto te acomplejaron durante la adolescencia. El acné en adultos es mucho más habitual de lo que podría pensarse. Pero, ¿por qué a los 30 aún sigues padeciendo acné?

El acné puede convertirse en una enfermedad de la piel crónica que también afecta a las mujeres de 30 años en adelante. Según algunos especialistas, alrededor del 30% de las mujeres mayores de 25 años tienen que lidiar con granos y espinillas. En algunos casos, los adultos comienzan a experimentar casos de acné de repente, aunque nunca antes hubieran tenido; mientras que otros que lo padecieron durante la adolescencia sufren nuevos brotes. Lo más común es que los granos aparezcan en las zonas de las mandíbulas, pecho y cuello. 

Cuando a los 30 sigues teniendo granos

Los motivos por los que las mujeres entradas en los treinta padecen de acné son muy variados. Los cambios hormonales suelen provocar un aumento de granos en la cara. Por ejemplo, en los días antes de la menstruación, especialmente si los ciclos son irregulares, es común que haya más lesiones por acné. Lo mismo ocurre si estás embarazada. El estrés y la ansiedad pueden afectar a las hormonas androgénicas lo que provoca más grasa facial que tapona los poros. En general, una vida poco saludable con una alimentación no variada y hábitos nocivos como el tabaco puede causar que el acné se convierta en una enfermedad más frecuente.

Aunque, en cierta medida, el acné adolescente te sigue haciendo sentir un poco joven (o al menos te recuerda a tu juventud) estás deseando que todas esas marcas desaparezcan. Para ello, es conveniente que sigas una correcta rutina de limpieza facial y lleves una vida sana que no perjudique a tu piel. Si lo consideras oportuno, es muy recomendable que acudas al dermatólogo para recibir consejo profesional. 

Puedes leer más artículos similares a Acné a los treinta: tengo 30 años y aún tengo granos y espinillas, en la categoría de Piel en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: