7 trucos para que las uñas nunca vuelvan a estar amarillas

Irene Gusi

Las uñas se vuelven amarillas con el uso de los esmaltes o con otros factores como el tabaco. Este color resulta bastante antiestético tanto en las manos como en los pies, que ahora con el verano y las sandalias mostramos más.

Para no sentir vergüenza de nuestras uñas y poder lucirlas sin esas molestas manchas amarillas estos son siete trucos que puedes emplear.

7 consejos para las uñas amarillas

Zumo de limón: es un remedio casero perfecto para las uñas amarillas. Tendrás que cortar un limón a la mitad y exprimirlo en un recipiente. Sumerge las uñas dentro del zumo y déjalo actuar durante cinco minutos. Otra manera de usarlo es frotando el medio limón directamente en las uñas y después de esperar esos cinco minutos aclararlo con agua y jabón.

2 Aceite de limón: este producto es perfecto para blanquear las uñas y además hidratar las cutículas. El aceite de limón se encuentra en cualquier herbolario y solamente tendrás que colocar un poco de aceite en las uñas por un par de minutos y ya empezarás a notar los resultados.

3 Pastillas para la dentadura: estas pastillas se usan para limpiar las dentaduras postizas pero además también es un producto perfecto para blanquear nuestras uñas. Tendrás que disolver la pastilla en al agua y sumergir tus uñas dentro durante dos minutos.

4 Bicarbonato de sodio: las propiedades blanqueadoras del bicarbonato pueden ayudar a eliminar las manchas amarillas. Solamente tendrás que mezclar dos cucharadas y media de bicarbonato y una cucharada de agua oxigenada en un cuenco. Después utiliza un algodón para aplicar la mezcla sobre las uñas y deja actuar durante cuatro minutos. Una vez pasado el tiempo limpia las manos con agua tibia y repite el proceso cada seis semanas aproximadamente.  

5 Pasta de dientes blanqueadora: este producto es eficaz en casos de manchas leves. Aplica una pequeña capa de pasta de dientes blanqueadora en las uñas y déjalo actuar durante cinco minutos. Para notar los resultados tendrás que repetir el proceso de dos a tres veces por semana durante un mes.

Vinagre de manzana: con este tipo de vinagre reducirás la decoloración de las uñas. Para conseguirlo mezcla media taza de vinagre de manzana con agua tibia en un cuenco. Después remoja tus uñas en la mezcla durante 20 minutos y sécalas con una toalla. Repite el remedio tres veces al día durante un mes para eliminar las manchas amarillas.

Base protectora: para la prevención de las manchas amarillas lo mejor es usar una base protectora antes de empezar la manicura. Si no dispones de este producto puedes usar un esmalte de brillo transparente y una vez seco proceder a pintar las uñas. 

Puedes leer más artículos similares a 7 trucos para que las uñas nunca vuelvan a estar amarillas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.