Cómo arreglar las uñas si te las has mordido siempre

Irene Gusi

La onicofagia, o conocido comúnmente como el mal hábito de morderse las uñas, es una práctica que afecta a un 45% de los niños y a un 10% de los adultos. Pero llega un momento en la vida de las personas que sufren de este trastorno nervioso que deciden ponerle fin. La salud y la estética hace que demos el paso de dejar de mordernos las uñas.

Consejos para cuidar las uñas estropeadas

Cuando tomas esa decisión y han pasado muchos años teniendo presente ese hábito, es recomendable seguir una serie de consejos para arreglarlas correctamente. Las uñas que han sido mordidas durante años han sufrido mucho y, por lo tanto, se encuentran más débiles y deformes.

Para que nuestras uñas vuelvan a tener una salud perfecta debemos añadir a nuestra dieta las vitaminas A, B, C, D y E, y minerales como el calcio, hierro, yodo y magnesio. También debemos tener en cuenta la fragilidad de aquellas uñas que han sufrido durante un largo periodo de tiempo, por ello es fundamental el uso de un esmalte fortalecedor o los remedios caseros como el aceite de oliva o el limón.

A la vez que su debilidad, las uñas pueden tener un aspecto más deforme y tenemos que acomodar el largo para que se vean más bonitas estéticamente. Usar limas y cortaúñas es lo más recomendable para cuidar la forma y el largo de las uñas. Para acabar en el cuidado de las uñas podemos pasar a darles un poco de color. Si decides aplicar esmalte en las uñas no olvides nunca protegerlas con una base para evitar así que tomen un color amarillo y tampoco olvidar el top-coat para finalizar la manicura

Puedes leer más artículos similares a Cómo arreglar las uñas si te las has mordido siempre, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: