Cómo controlar el crecimiento de las uñas

Irene Gusi

El crecimiento de las uñas, por lo general, se debe a un cuestión de genética pero también existen formas de asegurar la salud y la forma de las uñas con una serie de cuidados.

Las uñas están compuestas de queratina, el mismo componente que se encuentra en el cabello y, por ello muchos de los productos que usamos para el crecimiento de nuestro pelo nos sirve para el de las uñas.

Consejos para el crecimiento de nuestras uñas

El crecimiento de las uñas es de un milímetro por semana, lo que significa que se necesitan seis meses para que la uña se renueve por completo desde la raíz hacia la punta. Para que el crecimiento sea normal se pueden llevar a cabo los siguientes consejos:

- Llevar una dieta equilibrada. Una dieta rica en vitamina B consigue que nuestras uñas se vuelvan más fuertes.

- Cortar las uñas en forma cuadrada o almendrada. Al cortar las uñas de estas manera evitaremos que cuando crezcan se claven en las yemas y se enquisten. Al evitar las molestas uñas encarnadas nos aseguraremos que las uñas sigan su crecimiento natural.

- Usa una lima de cartón. Es el mejor instrumento para el proceso de limado. Este tipo de limas son más suaves que las de metal y, al limarlas, las dañaremos menos que cortándolas con unas tijeras.

- Mantener la cutícula. Como el objetivo es el buen crecimiento de la uña es fundamental mantener la cutícula. Esta piel protege las células donde se forman las uñas y, por ello no hay que cortarlas simplemente empujarlas con la ayuda de un palito de naranjo.

- No utilizar acetona. Al someter las uñas a productos como los quitaesmaltes con acetona, éstas pierden su humedad y, por lo tanto, su crecimiento natural. Evita también sumergir las uñas mucho tiempo en el agua y el uso de productos agresivos como los detergentes. 

Puedes leer más artículos similares a Cómo controlar el crecimiento de las uñas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.