Cómo hacer las uñas con gel frío

Irene Gusi

Existe un tipo de materiales que se conocen con el nombre de 'geles sin luz' que son geles de varios tipos que no requieren el uso de lámparas. Es un producto, que al igual que las uñas de gel activadas por luz son muy delicadas y menos resistentes que las manicuras de porcelana o acrílico, pero el aspecto que ofrecen es mucho más natural, y en su fabricación no se producen olores desagradables.

Suele haber dos tipos principales de estos geles:

- Sin catalizador: Es un tipo de gel que seca y se endurece al aire. Su aplicación es sencilla pues es exactamente igual que los esmaltes y tarda poco en secarse.

- Con catalizador o activador: Es un tipo de gel que se aplica con un pincel y que necesita de un catalizador (líquido normalmente en spray) que a al mezclarlos se terminan de endurecer.

Técnicas de aplicación de gel frío para las uñas 

Para aplicar estos geles fríos o ‘geles sin luz’ el primer paso que deberás llevar a cabo es lavarte las manos con jabón antibacteriano. Un proceso esencial en todo tipo de manicuras, al igual que desinfectar el material que vayas a utilizar.

Una vez tengas tus manos y tu material preparado puedes aplicar el reblandecedor de cutículas, y con ayuda del palito de naranjo retirar la cutícula. A continuación lima la placa ungueal para abrir los canales longitudinales y desengrasar la uña, así te asegurarás que el producto se adhiera mejor.

Después aplica el preparador de la uña postiza artificial para deshidratar, y posteriormente pon el Primer con la ayuda de un pincel sobre la uña, evitando tocar la piel. Ahora será el momento de aplicar las capas de gel frío sobre las uñas. Recuerda poner dos capas dejando un tiempo de secado entre ellas de 15 minutos. Finaliza el proceso aplicando aceite de cutículas para hidratarlas mediante un ligero masaje.

Puedes leer más artículos similares a Cómo hacer las uñas con gel frío, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: