Cómo quitar uñas de gel sin hacerse daño

Irene Gusi

Las uñas de gel son un tipo de manicura que se adhiere a la uña natural y se asemeja a ellas. Muchas mujeres optan por ir a un centro de estética a realizarse la manicura pero para quitarlas no hace falta desembolsar el dinero en este tipo de centros y puedes hacerlo tú misma desde casa.

Tres métodos para retirar la manicura de gel

Existen tres métodos para quitarte las uñas de gel desde casa y sin dañar a tus uñas naturales.

1 Remoja tus uñas de gel:

El primer paso es llenar un cuenco con acetona. Este producto reacciona con las uñas de gel para quitar su adhesivo y desprender la manicura de las uñas naturales. Tendrás que poner agua tibia en el cuenco para calentar la acetona y esperar entre 3 y 5 minutos. 

Continua protegiendo tus dedos con vaselina pues la acetona puede secar y lastimar la piel.  Después sumerge un trozo de algodón en acetona hasta que quede bien empapado y presiónalo contra tus uñas. Para que se quede fijo envuélvelo con papel de aluminio, y deja que tus uñas se empapen de la acetona durante 30 minutos.

Pasado ese tiempo retira el papel de aluminio y el algodón. Cuando esté todo quitado, el gel ya se ha tenido que desprender de las uñas. Si esto no sucede, tendrás que repetir el proceso o seguir otro de método.

Acaba estos pasos hidratando tus manos y uñas con una loción hidratante.

2 Lima tus uñas de gel:

Usa un cortaúñas para quitar la parte que sobresale del dedo. Después utiliza una lima de grano gordo para empezar a dotar de una forma uniforme a tus uñas. Cuando hayas quitado gran parte del gel, tendrás que usar una lima más finar para no lastimar tus uñas y seguir limando hasta dejar una capa muy fina de la manicura de gel.

Para acabar usa un pulidor y alisa la superficie de las uñas. Después finaliza hidratándolas con crema o aceites y mantenla alejadas de cualquier manicura al menos durante una semana.

3 Pela tus uñas de gel:

Tendrás que esperar a que las uñas de gel estén casi desprendidas para empezar a pelar.

Introduce un empujador de cutículas debajo de la superficie de la uña de gel y levante un poco el borde de la uña. Después usa unas pinzas para agarrar la uña de gel por su borde y comienza a pelar.

A continuación usa una lima para suavizar los bordes, y para acabar recuerda aplicarte un poco de loción hidratante o aceite para cutículas. 

Puedes leer más artículos similares a Cómo quitar uñas de gel sin hacerse daño, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: