Por qué la manicura de gel puede ser mala para tus uñas

Irene Gusi

La manicura de gel es una de las prácticas de uñas postizas más utilizada entre el género femenino. Se trata de un tipo de uñas que ofrece fortaleza a las uñas naturales y, además, proporciona una mayor duración que una manicura normal.

La facilidad de conseguir unas uñas postizas pasa por realizarnos la manicura de gel, pero antes de llevarlo a cabo debemos conocer algunos riesgos que conlleva este tipo de esmaltados.

Qué riesgos existen al hacerse las uñas de gel

Si has decidido optar por la manicura de gel debes saber los pasos que tienes que seguir. El primero de ellos es lavar bien las manos con agua y jabón, y después cortar y empujar las cutículas. Este pequeño proceso de las cutículas implica el uso de un instrumento que puede resultar perjudicial para la salud de nuestras uñas y ese es el cortacutículas. Si se utiliza sin estar desinfectado puede provocar una infección por bacterias las uñas. Además, el limar las uñas puede suponer que éstas se vuelvan más delicadas y quebradizas.

Otro paso es el uso de la materia prima de esta manicura, es decir el gel. Antes de aplicarlos hay que asegurarse de que ese producto no nos cause alergias y nos produzca síntomas como ardor, picazón o dolor. Si quieres evitarlo prueba antes con una uña y espera la reacción que causa ese producto en ella.

Para acabar cabe añadir el problema más grave que puede surgir a largo plazo cuando nos realizamos una manicura de gel, y es un cáncer de piel no melanoma. Esta enfermedad la pueden padecer aquellas personas que tienen las manos expuestas a rayos UV, como las que salen de las máquinas de secado de las uñas. 

Puedes leer más artículos similares a Por qué la manicura de gel puede ser mala para tus uñas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: