Por qué las uñas acrílicas son malas

Irene Gusi

Las uñas postizas nos ayudan a lucir unas uñas largas dando a nuestro aspecto un plus de feminidad y elegancia, pero en muchas ocasiones las técnicas que utilizamos para presumir de uñas hacen que éstas se dañen y perjudiquen a nuestra salud.

Una de las manicuras más de moda son las uñas acrílicas. Éstas hacen que en un par de horas podamos lucir unas uñas largas y perfectas. Pero no es oro todo lo que reluce, y este tipo de uñas requieren del uso de unos químicos que pueden resultar perjudiciales para nuestra salud y la de nuestras uñas.

Los problemas de las uñas acrílicas

Es importante saber que, al aplicarnos esta manicura, el crecimiento de la parte de arriba de la uña se detiene mientras que la base continua con su desarrollo. Esto puede ser un problema  pues se pueden separar ambas partes acabando en una onicólisis. Si esto sucede hay que retirar de inmediato la manicura acrílica y dejar que la uña siga su crecimiento natural.

Otro de los problemas que nos podemos encontrar es la alergia al acrílico. Al principio, en las primeras manicuras, la alergia no se detecta pero al cabo de las sesiones se pueden presentar reacciones alérgicas a los químicos que se utilizan en esta manicura. Estas reacciones se manifiestan a través de inflamaciones en el tejido y la raíz de las uñas llegando a producir infecciones e incluso se puede llegar a perder la uña.

También el uso de uñas acrílicas con moldes pueden producir alergias por el material, o simplemente el uso del pegamento para adherirlas llegar a ocasionar onicólisis o manchas amarillas en las uñas.

 

 

Puedes leer más artículos similares a Por qué las uñas acrílicas son malas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: