Por qué se rompen las uñas

Irene Gusi

El estado de las uñas puede ser un reflejo de salud y, al igual que la piel y el cabello sufren las consecuencias de una mala alimentación.

Los problemas de uñas quebradizas son muy habituales entre la población. Podemos notar que nuestras uñas se rompen, se deshojan o muestran alteraciones en su superficie.

Causas de las uñas quebradizas 

Algunas de las alteraciones más frecuentes pueden tener una patología de base como psoriasis, hipotiroidismo o onicomicosis, pero en la mayoría de los casos se debe a deficiencias nutricionales y a factores ambientales.

La insuficiencia de vitaminas del grupo A, C, D y B como la biotina pueden provocar fragilidad en las uñas, por una mala formación de la queratina e hidratación de la misma.

En ocasiones, nuestras uñas ya no están tan fuertes como antes y no es problema de nuestra dieta o de algún tipo de patología. Es entonces cuando se trata de factores externos.

- El frío puede provocar mayor sequedad en las manos. Por ello es importante proteger nuestras uñas de las temperaturas bajas y usar una buena crema hidratante para las manos.

- El excesivo contacto con el agua ablanda las uñas y pueden resentirse. Es aconsejable proteger las uñas con guantes mientras estamos contacto con el agua o con productos químicos que puedan dañar nuestra piel y nuestras uñas.

- El exceso de manicuras junto con los esmaltes y quitaesmaltes que utilizamos pueden resultar bastante agresivos para nuestras uñas. Para evitar daños es necesario espaciar las manicuras para que las uñas descansen.

- La limpieza de las uñas es fundamental para evitar que se rompan y se quiebren. Si no realizamos una correcta higiene es muy probable que se desarrollen infecciones. También el mal hábito de morderse las uñas y tirar de las cutículas las rompe y las expone a bacterias de tu boca. 

Puedes leer más artículos similares a Por qué se rompen las uñas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.