Que no te engañen: el peligro de las uñas de gel

Irene Gusi

El esmalte de uñas de gel se ha convertido en el popular método de manicura entre las mujeres, y esto se debe a su capacidad de fortalecer las uñas naturales y su gran duración.

Se trata de unas uñas postizas fáciles de conseguir, pero algunas personas han experimentado riesgos asociados al uso del esmalte de gel.

Los riesgos de hacerse las uñas de gel

La aplicación de uñas de gel comienza con un paso de manicura tradicional, las manos deben ser sumergidas en agua con jabón y las cutículas tienen que ser cortadas y empujadas. Cuando usamos instrumentos como el cortacutículas, y éste no ha sido debidamente desinfectado puede introducir en nuestras uñas bacterias y provocar una infección. Además el limado de la superficie de la uña para conseguir una mejor adhesión del gel puede dejar las uñas y las cutículas susceptibles a infecciones.

También de los instrumentos es importante saber si los productos que vamos a aplicar en nuestras uñas por la manicura de gel nos causan alergias para evitar resultados como picazón, ardor o dolor. Para ello lo más recomendable es realizar una pequeña muestra en las uñas y esperar la reacción que causa en ellas.

Otro de los problemas que surgen a raíz de la manicura de gel, pero en este caso a largo plazo es el cáncer de piel no melanoma. Se asocia a aquellas personas cuyas manos están expuestas a luces de uñas UV. Estas pequeñas luces son similares a las de broncear y emite una cantidad similar de radiación UV por metro, los cuales se penetran profundamente en la piel. 

Puedes leer más artículos similares a Que no te engañen: el peligro de las uñas de gel, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: