Uñas muy amarillas: remedios y soluciones

Irene Gusi

Soluciones para uñas amarillas

Las uñas están expuestas a factores que pueden llegar a dañarlas y debilitarlas, incluido un cambio de color en ellas. Cuando nuestras uñas se presentan con un aspecto amarillento se puede deber a diversos problemas con nuestras rutinas o cuidados.

Causas y remedios de las uñas amarillas

El uso abusivo de esmaltes que contienen químicos muy fuertes pueden maltratar nuestras uñas y, a su vez, dotarlas de un tono más amarillo. Si el problema no se encuentra en la calidad del esmalte puede estar relacionado con el color, ya que los esmaltes oscuros dañan más a nuestras uñas. Además hay que tener en cuenta que las uñas necesitan respirar y, por ello, lo más recomendable es dejar unos días de margen entre manicura y manicura.

Otro motivo de uñas amarillas es el mal hábito del consumo de tabaco. La nicotina deja nuestras uñas y dedos con un tono amarillento, al igual que sucede con nuestros dientes. También otros problemas médicos como diabetes o psoriasis son relacionados con este color en las uñas. Pero hay soluciones para olvidarnos de nuestras uñas amarillas a través de unos sencillos remedios caseros:

- Prepara un cuenco con jugo de limón y otro con leche fría. Sumerge las uñas primero cinco minutos en un cuenco y después cinco minutos en otro. Para las noches lo más recomendable es frotar medio limón en las uñas hasta que empiece a desaparecer el color amarillo.

- El vinagre también nos ayudará a blanquear nuestras uñas. Tendrás que mezclar cinco cucharadas de vinagre en un cuenco con agua y remojar las uñas durante quince minutos.

- El agua oxigenada es otro producto que podrá quitar el tono amarillo de las uñas. Para ello límpialas con la ayuda de un bastoncillo remojada en agua oxigenada. 

Puedes leer más artículos similares a Uñas muy amarillas: remedios y soluciones, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: