Uñas pintadas: hazte la manicura aunque te dé pereza

Irene Gusi

Realizar la manicura de forma rápida

La pereza puede ser el gran mal de la estética pues si a la hora de arreglarte piensas más en el tiempo que necesitas y en las pocas ganas que tienes, al final acabas descuidándote sin pensar en la repercusión que puede tener.

Para evitarlo puedes hacerte la manicura aunque tus ganas sean las mínimas pues no necesitas de mucho tiempo y tus uñas te lo agradecerán.

Manicura casera fácil y rápida

Ahora puedes realizarte una manicura perfecta sin moverte de casa, así ya no tendrás excusa de pereza. Solamente tendrás que disponer de un quitaesmalte sin acetona, algodón, una lima, un pulidor, un palito de naranjo, una base protectora, un esmalte y un top coat.

Una vez tengas todos estos utensilios a tu alcance empieza a limpiar tus uñas de cualquier resto de esmalte que tengas en ellas. Para ello utiliza el quitaesmalte sin acetona y un trocito de algodón para retirar, cuidadosamente, el esmalte.

Con las uñas ya limpias procede a cortarlas y limarlas. Es recomendable llevar las uñas cortas y con una forma cuadrada. Recuerda limar siempre en la misma dirección para no dañarlas ni volverlas quebradizas.

Ahora utiliza el bloque pulidor para dar uniformidad a las uñas y dotarlas de un brillo extra. Después pon en remojo tus uñas en un cuenco con agua tibia y, pasados un par de minutos empuja con el palito de naranjo las cutículas hacia atrás.

A continuación aplica la base protectora en las uñas y después píntalas con el esmalte que hayas escogido. Con dos capas finas tendrás suficiente para que la manicura dure al menos perfecta una semana. Deja secar ambas capas y finaliza con el top coat. 

Puedes leer más artículos similares a Uñas pintadas: hazte la manicura aunque te dé pereza, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.