Alimentos para la fertilidad: menús para futuras mamás

Lorena Martín

Es importante entender que la alimentación forma parte de nuestras vidas de tal modo que interfiere no solo en nuestra salud o en nuestro desarrollo sino también en el de nuestro bebé si estamos embarazadas, o en las posibilidades de tenerlo en caso de que estemos buscándolo.

Como es lógico, la alimentación que llevamos afecta a nuestra sangre, nuestras células, nuestros óvulos… por ello hay alimentos que contribuyen a aumentar las posibilidades de quedarnos embarazadas y otros que las disminuyen. Descubre cuáles son. 

¿Qué alimentos aumentan la fertilidad?

- Los mariscos, los pescados azules y las verduras de hoja verde. Estos alimentos contienen DHA, un tipo de ácido Omega 3 fundamental para el equilibrio hormonal, el refuerzo del sistema inmunitario y la salud de los ovarios y de los óvulos.

- Las frutas ricas en vitamina C como las naranjas, los kiwis, los arándanos, las fresas, los tomates o los pimientos. Estas frutas ricas en antioxidantes protegen las células del cuerpo, así como el ADN y las mitocondrias, de los daños ocasionados por los radicales libres.

- Los cereales, las legumbres, los aguacates, los huevos, el requesón y las sardinas contienen grandes dosis de ácido fólico, una vitamina B que ayuda a prevenir defectos en el cerebro y la médula espinal. Este nutriente es indispensable tanto antes del embarazo como durante el mismo.

- La carne magra, el pollo, los huevos o el jengibre son fuentes de zinc, un mineral que

contribuye a la división celular que se desarrolla durante la formación del feto y cuyo déficit disminuye la producción de óvulos saludables.

- Lácteos, espinacas, sardinas y atún que aportan grandes cantidades de calcio. Este mineral no solo fortalece huesos y dientes sino que también favorece el mantenimiento de un sistema nervioso y circulatorio perfecto.

- Cereales, frutos secos o legumbres son fuentes increíbles de fibra, cuyo consumo reduce significativamente el síndrome del ovario poliquístico.

 Una serie de nutrientes esenciales que debemos incorporar a nuestra dieta si queremos aumentar las posibilidades de concebir, aunados a una alimentación sana y equilibrada que proteja nuestra salud y nuestro cuerpo para el momento increíble de ser madres.