Los alimentos más ricos en vitamina C ¡que no te falte!

Esta vitamina se encuentra en multitud de alimentos entre los que destacan frutas y verduras

Lorena Martín

Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C es una de las vitaminas más completas y necesarias para el organismo. Esta vitamina se encuentra en multitud de alimentos entre los que destacan frutas y verduras. Os contamos cuáles son los alimentos más ricos en vitamina C. Y es que si hay una vitamina con más protagonismo y fama que otras esa es sin duda la vitamina C. Sus múltiples beneficios la convierten en un nutriente esencial de nuestro organismo que además, debemos consumir cada día, ya que nuestro cuerpo no es capaz de almacenarla y requiere de un suministro continuo.

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina C?

+ Aumentar las defensas inmunitarias permitiendo que catarros, gripes y resfriados nos afecten menos y durante menos tiempo.

+ Estimular y favorecer la formación del colágeno de los huesos.

+ Favorecer la eliminación de los radicales libres que provocan envejecimiento, mejorando la apariencia de nuestra piel y reduciendo las arrugas.

+ Favorecer la producción de estrógenos reduciendo los sofocos propios de la menopausia.

+ Regular la presión arterial y prevenir las enfermedades cardiovasculares.

+ Mantener altos los niveles de testosterona.

¿Cuáles son los alimentos más ricos en vitamina C?

Las principales fuentes de esta vitamina son las frutas y las verduras crudas, ya que su cocción puede reducir las cantidades de vitamina de los alimentos.

Frutas:

+ Naranja, limón y lima

+ Fresa

+ Kiwi

+ Melón (especialmente el cantalupo)

+ Piña

+ Frutas del bosque: arándanos, moras, frambuesas…

+ Mango

Verduras: 

+ Pimientos, tanto rojos como verdes

+ Verduras crucíferas, como el brócoli, las coles de Bruselas o la coliflor

+ Verduras de hoja como las espinacas, repollo o nabo

+ Perejil

+ Tomate

Ahora, conociendo cuáles son los principales alimentos ricos en vitamina C, nos será más fácil incorporarlos a nuestra dieta diaria y cumplir con las cantidades recomendadas, que favorecerán el funcionamiento de nuestro organismo y prevendrán resfriados y catarros.