Objetivo: elegir el nombre perfecto para tu perro

María Fernández

Objetivo: elegir el nombre perfecto para tu perro

Encontrar y elegir el nombre perfecto para tu perro es complicado, y como somos conscientes de ello, te damos algunas pistas. No tengas prisa y dedica un tiempo de reflexión para escoger uno muy bueno.

En primer lugar, los nombres cortos de una palabra y que no sean muy complicados de pronunciar son los mejores. Recuerda, además, que el nombre que le pongas será para toda la vida. Por lo tanto, aunque de cachorro le pegue Bebé o Peque, cuando sea un adulto puede quedarle un poco extraño. Intentamos saber qué criterios tener en cuenta para elegir el nombre perfecto para tu perro.

Elegir el nombre perfecto para tu perro, ¡misión (im)posible!

1 Según su sexo. Una de las condiciones que debes tener en cuenta al elegir el mejor nombre para tu mascota es su sexo. Por ejemplo, si tienes un perro hembra, le quedarán mejor apelativos como Rosa, Missy o Bora. Sin embargo, si es un macho le sentarán mejor Mario, Arco o Caos. Por otro lado, hay nombres geniales que pueden servir tanto para ambos sexos como, por ejemplo, Cris, Teo o Coco.

2 Según su tamaño. Incluso si quieres darle un toque irónico y ponerle un nombre muy grande a un perro muy chiquitín, el tamaño es un buen criterio a tener en cuenta para escoger el nombre de tu mascota. Si es tan grande como un caballo puedes escoger algunos como Coloso, Goliat o Rex. Pero si es muy pequeño, le sentarán muy bien otros como Calcetín, Bubble o Mini. La raza también puede inspirarte, por ejemplo, si tienes un collie, puedes llamarle Lassie. 

3 Según su color del pelo. Qué mejor que ponerle un nombre a tu mascota según el color de su pelo. Se trata de una característica muy destacable de cada perro. Por ejemplo, si es de una raza blanca como bichón maltés, puedes ponerle Copito o Azúcar. Pero si es negro como algunos labradores, le pegarán más Carbón o Trufa. Si su pelaje es rubio, Dorado o Cerveza.

4 Según las manchas del pelaje. Inspírate en las manchas de tu perro para escoger un nombre original. Para empezar, le puedes poner alguno como Mancha o Lunar, para enfatizar en esa característica tan propia. Pero también puedes tener en cuenta la forma de esa mancha (Corazón, Nube, Estrella, Rombo…), o el color de la misma (Red, Choco, Fantasma, Oreo…)

5 Según sus ojos. Dicen que los ojos son el espejo del alma… y lo mismo ocurre con los de tu perro. Por eso, puedes escoger la manera de llamar a tu mascota según sus ojos. Por ejemplo, si tiene los ojos de un azul profundo, ponle Mar. Si los tiene anaranjados, ponle Fuego. Y si los tiene marrones, escoge alguno como Avellana.

6 Según su personalidad. La forma de ser de tu perro también tiene mucho que decir a la hora de escoger su nombre. Por ejemplo, si tu perro es tu mejor amigo y siempre lleva la fidelidad por bandera, ponle un nombre como Leal. Pero si le encantan las siestas a cualquier hora del día, le pega más un nombre como Morfeo. Y si es la alegría de la huerta, Joy.

7 Según alguna cualidad física particular. Si tu perro tiene algún rasgo físico que le haga único, utilízalo para elegir un nombre muy especial. Por ejemplo, si es imposible peinar su pelo que siempre está de punta, puedes ponerle Punky. O si le falta uno de sus ojitos, elige Cíclope.

8 Según la inicial de tu nombre. Si quieres tanto a tu perro que queréis estar unidos hasta por vuestros nombres, escoge uno que empiece por tu inicial. Por ejemplo, si te llamas Carolina, puedes llamar a tu perrito Chester; si tu nombre es Laura, puedes ponerle Leo; si respondes a Bárbara, escoge Bambi; y si te llamas Teresa, le pegará un nombre como Toby.

9 Inspirado en tu ídolo. Si estás obsesionada con alguna superestrella, estás casi obligado a ponerle su nombre a tu mascota para demostrar vuestra gran admiración. Por ejemplo, si no puedes dejar de cantar en tu cabeza canciones como “Oops… I did it again” o “Toxic”, tienes que poner a tu perrita Britney. Pero si te va más Lady Gaga y tienes un perro macho, debes llamarle “Alejandro”.

10 Inspirado en una persona querida. Si tienes mucho amor por alguien, pónselo a tu mascota. Hay quien lo puede considerar un detalle un poco feo pero, también puede ser el homenaje más especial. Eso sí, recuerda el consejo que siempre te damos: no le pongas el nombre de alguien que esté en casa. Volverás loco a tu perro cada vez que lo pronuncies porque no sabrá si te refieres a él o a tu familiar.