La confesión de Demi Lovato: su fuerte adicción a las drogas y el alcohol

Olivia Blanc

Demi Lovato confiesa su adicción extrema a la cocaína

Demi Lovato se ha sincerado. Quizá sea la única vez que la cantante de 21 años haya hablado, sin ningún tipo de tapujos, de su adicción al alcohol y a la cocaína, reconociendo que no podía dejar pasar ni una hora sin consumir.

Algo que no le resultaba nada difícil de ocultar, logrando así que nadie de su entorno se diera cuenta de su problema. Pero lo que verdaderamente llama la atención es la facilidad que tienen las estrellas Disney en caer en este tipo de adicciones.

Y es que mientras ellas hacen las delicias de miles de niños, de puertas para fuera sacan su lado más oscuro.

"No podía estar ni una hora sin consumir cocaína", es la dura declaración que la cantante y actriz ha concedido a Access Hollywood durante una entrevista. Añadiendo a su vez que, como si de una contrabandista se tratase, llevaba dicha sustancia en los aviones y "esperaba a que todo el mundo se durmiese para consumirla, estuviera donde estuviera siempre tenía que llevar encima".

Demi Lovato, adicta a la cocaína y al alcohol: un cóctel habitual entre las chicas Disney

La cocaína no era la única adicción de Demi Lovato, ya que también tuvo problemas con la bebida. "Iba al aeropuerto con una botella de Sprite rellena solo con Vodka y eso a las nueve de la mañana", ha dicho la cantante, añadiendo después que en esta etapa de su vida ya tenía a mucha gente a su alrededor ofreciéndole su ayuda, pero que ella no quería aceptarla.

Puede que este tipo de problemas vinieran de lejos. Y es que como ella misma confiesa, empezó comiendo compulsivamente hasta que vio el peso que estaba ganando y dejó de comer, comenzando a vomitar hasta que ya sólo le salía sangre por la boca, momento en el que se dijo: "o paro de hacer esto, o me voy a morir".

Puedes leer más artículos similares a La confesión de Demi Lovato: su fuerte adicción a las drogas y el alcohol, en la categoría de Música en Diario Femenino.