Todo lo que debes saber de una infección vaginal

Rosa Torres

La vagina es una zona que se encuentra protegida por una serie de microorganismos, los cuales se encargan de mantener la flora y la acidez natural de la misma en un estado adecuado. Aunque esto puede verse alterado por lo que se conocen como infecciones vaginales o vaginitis y provocar un trastorno en los niveles naturales (ph vaginal) de la zona íntima. Eso puede pasar a causa de una mala o un exceso de higiene, por las relaciones sexuales, limpiarse incorrectamente, por variaciones hormonales o incluso por un hongo que se llama Candida albicans, el cual habita en la vagina y si se desarrolla, la flora vaginal origina la infección conocida como 'vulvovaginitis candidiósica'.

Cómo identificar una infección vaginal 

Los síntomas más comunes son: picor o ardor vaginal, dolor al orinar o mantener relaciones sexuales, flujo anormal (de otro color y más espeso), mal olor o un ligero sangrado. ¿Cuáles son los tipos de vaginitis más destacados?

1 Hongos. El más conocido es el que hemos mencionado antes, el hongo Cándida. Suele darse por medio de relaciones sexuales.

Irritación o reacción alérgica por el uso de perfumes o jabones no indicados para el cuidado de la zona íntima.

Bacterias. Entre ellas destaca la vaginitis por tricomonas. Los síntomas más comunes de esta bacteria es la secreción vaginal en color verde o amarillo, comezón intensa, ardor, enrojecimiento de los genitales y dolor durante el sexo. Es importante tratarla cuanto antes para evitar que afecte al cuello uterino.

Herpes. Normalmente se suelen transmitir por medio de relaciones sexuales.

5 Cambios hormonales. Las mujeres que sufren la menopausia, pueden contraer una vaginitis atrófica, asociado a la disminución del nivel de estrógenos. Esto causa un adelgazamiento del tejido de la vagina, perdiendo la capacidad de lubricación natural y con ello provocar irritación y sequedad de la zona.

Cómo prevenir que aparezca una infección en la vagina

Para prevenir las infecciones vaginales hay que tener en cuenta ciertos consejos, como lavarte las manos antes y después de ir al baño, utilizar jabones específicos para el cuidado de esta zona o limpiar con mimo los genitales tras las relaciones sexuales. También es conveniente orinar antes y después del sexo. Por otra parte, los gérmene

+ Después de la relaciones sexuales, limpia con mimo los genitales, así como orina antes y después de ellas.

+ Bebe mucha agua para huir de los gérmenes.

+ No permanezcas muchos tiempo con el bañador mojado, ya que favoreces a que aparezcan infecciones si mantienes la vagina húmeda.

+ Utiliza ropa interior de algodón.

+ Consulta siempre a tu médico cuando notes algún trastorno fuera de lo normal para tratarlo inmediatamente. 

El tratamiento para una infección vaginal depende de la magnitud de la misma. Existen cápsulas que se introducen en la vagina, así como crema de uso tópico. Sin embargo, siempre se necesita un diagnóstico preciso para determinar y conocer qué tipo de afección es y cómo tratarla. Nunca abandones ni pases de un tema así, trátalo cuanto antes.

Puedes leer más artículos similares a Todo lo que debes saber de una infección vaginal, en la categoría de Higiene en Diario Femenino.