Cómo controlar los calores durante la menopausia

Marta Valle

Hay teorías que sostienen que muchas mujeres tienden a confundir los síntomas de la menopausia con las modificaciones sustanciales que se producen en nuestro organismo a medida que vamos envejeciendo. Siguiendo esta línea de pensamiento, se podría establecer que los únicos síntomas que han demostrado estar claramente ligados a los cambios hormonales que se producen durante la menopausia son los conocidos calores y la sequedad vaginal. Precisamente estos sofocos se van haciendo progresivamente más frecuentes a medida que se acerca el fin del ciclo menstrual llegando a alterar significativamente la calidad del sueño.

Calores y sofocos durante la menopausia

No se conoce con precisión cuáles son los mecanismos que producen la aparición de estos calores durante la etapa de la menopausia, aunque sí es posible afirmar que probablemente se encuentren relacionados con las variaciones hormonales tan frecuentes durante esta época. Una cuestión que ha sido comprobada científicamente acerca de estas manifestaciones menopáusicas es que durante un ataque de calor vinculado a esta etapa la variabilidad de la frecuencia cardíaca disminuye de forma significativa. Esto puede poner de manifiesto que el sistema nervioso parasimpático -encargado de regular funciones corporales tan importantes como las frecuencias respiratoria y cardíaca- no funciona con normalidad.

Hay que decir que estos calores afectan aproximadamente al 80% de las mujeres con menopausia y suelen ser bastante variables en cuanto a frecuencia, duración e intensidad. Los sofocos pueden describirse como una súbita sensación de calor intenso en zonas corporales como el cuello, la cara y el pecho que, además, aparece acompañada de un enrojecimiento localizado en la piel, episodios de sudoración e, incluso, una aceleración cardíaca anormal.

Podemos tomar una serie de medidas tanto para reducir el impacto de estos calores como para evitar su aparición. De esta forma, podemos vestirnos, siempre que sea posible, con ropa cómoda y fácil de quitar, refrescarnos con agua fría, evitar tanto la cafeína como el alcohol, consumir suficiente calcio, realizar ejercicio físico con cierta regularidad y cuidar la alimentación de una forma sana y equilibrada.  

Puedes leer más artículos similares a Cómo controlar los calores durante la menopausia, en la categoría de Menopausia en Diario Femenino.