Engordar en la menopausia, un riesgo para la salud: trata de evitarlo

Afrontar la menopausia con sobrepeso

Uno de los trastornos más frecuentes de la menopausia es encontrarnos con unos kilos de más aunque sigamos comiendo lo mismo. Y es que los cambios físicos que experimenta nuestro cuerpo en esta etapa son muy bruscos, por lo que se impone un cambio en las costumbres.

Además, si le añadimos el problema de sobrepeso que tienen muchas mujeres, podemos afirmar que la menopausia se convierte en un riesgo para la salud. Porque afrontar la llegada de la menopausia con unos kilos de más, puede ser el factor que determine tu calidad de vida.

Engordar en la menopausia

Muchas mujeres se preguntan el motivo de esos kilos de más que se van acumulando en el abdomen en la menopausia y que son tan difíciles de eliminar. La razón es puramente fisiológica y tiene como protagonistas, como casi todos los trastornos de la menopausia, a los estrógenos.

Estas hormonas hacen que durante la edad fértil de la mujer las grasas se vayan acumulando en la cadera para estar más preparadas físicamente de cara a un embarazo. Cuando llega el fin de la etapa reproductiva, las grasas ya no se necesitan en la cadera y van a parar directamente al abdomen.

También hay que tener en cuenta que a mayor edad la cantidad de calorías necesarias disminuye, por lo que si seguimos comiendo lo mismo engordaremos irremediablemente. El metabolismo también cambia durante la menopausia y el cuerpo tarda más en quemar las calorías provenientes de las grasas y los azúcares.

Los riesgos del sobrepeso en la menopausia

Y aunque todas las mujeres saben que es más que probable ganar unos kilos en la menopausia, hay muchas que no se deciden a preparar su cuerpo y llegan a esta etapa ya con sobrepeso. No se trata de una cuestión estética, sino de salud. Porque unos kilos de más pueden aumentar el riesgo de ciertas enfermedades derivadas de la menopausia.

Es el caso de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la hipertensión, asociadas también al aumento del colesterol. También se ha relacionado la mayor incidencia de ciertos tipos de cáncer, como el de mama y el de endometrio en mujeres maduras con sobrepeso, por lo que estamos hablando de un riesgo para la salud importante.

En esta situación, defendemos la idea de mantener un estilo de vida saludable a cualquier edad, porque nuestra calidad de vida en un futuro dependerá de nuestros hábitos de siempre. Por eso siempre es recomendable llevar una dieta baja en grasas y practicar ejercicio físico durante toda la vida.

Laura Vélez  •  jueves, 2 de mayo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x