Cómo diagnosticar y tratar la anovulación

Causas de la ausencia de ovulación correcta

Rosa Torres

La  anovulación es la ausencia de ovulación. La ovulación consiste en la liberación de un óvulo maduro del ovario de la mujer, algo que tiene que producirse para lograr el embarazo de forma natural. Si la ovulación es irregular, esto se denomina 'oligovulación', pero si directamente hay una ausencia es lo que se conoce como anovulación. Tanto la anovulación como la oligovulación son tipos de disfunción ovulatoria, causas más comunes de infertilidad femenina que ocurre en hasta el 40% de las mujeres infértiles. En este caso, hemos querido profundizar un poco más en qué provoca y cómo diagnosticar y tratar la anovulación. 

Principales síntomas y causas de la anovulación 

Por lo general, las mujeres con anovulación tienen períodos irregulares, primer síntoma que lleva a la persona a someterse a una serie de pruebas para encontrar una solución y diagnosticar si estamos antes un caso de anovulación o de oligovulacón, aunque también puede ser que directamente llegue a tener un ciclo menstrual ausente. En muchas mujeres, se da la situación de que los ciclos son más cortos de 21 días o más de 36, pero tambien se puede dar el caso de que estén entre los 21 y los 36 días, pero la duración de los mismos varía mucho de un mes a otro. 

Para una pareja fertil, las probabilidades de concebir son de un 25% cada mes y, es que, aún teniendo ciclos menstruales regulares, no hay una garantía 100% de poder quedarse embarazada a la primera. En el caso de una mujer que sufre de anovulación, esta no puede quedarse embarazada porque no hay óvulos para ser fecundados. Estas irregularidades hormonales pueden dar lugar a problemas como falta de moco cervical fértil, adelgazamiento o engrosamiento del endometrio, niveles muy bajos de progesterona y fase lútea más corta (tercera fase del ciclo menstrual que comienza tras la ovulación).

En cuanto a las causas, la más común es la del síndrome del ovario poliquístico, pero también hay otras como son la obesidad, el estar demasiado delgada, el ejercicio físico excesivo, la insuficiencia ovárica prematura, el sometimiendo a grandes episodios de estrés o los problemas con las tiroides.

¿Cómo diagnosticar la anovulación?

Lo primero que has de hacer para tratar este problema es acudir a tu ginecólogo. Durante la consulta, el médico querrá saber si tus ciclos son irregulares o ausentes. Uno de los métodos para tratarla es realizar un análisis de sangre para verificar los niveles hormonales. Otra de las pruebas que pueden formar parte del diagnóstico es conocer los niveles de progesterona. Tu médico también puede solicitar una prueba de ultrasonido. Con ella, comprobará la forma y el tamaño del útero y los ovarios, y también sabrá si estos son poliquísticos.

¿Cómo tratar la anovulación?

El tratamiento dependerá de la causa de la anovulación. Algunos casos pueden ser tratados con un cambio en el estilo de vida o de dieta. Si es por bajo el peso corporal o por realizar ejercicio físico en exceso, el aumento de peso y la reducción del ejercicio ayudará a que la ovulación se reinicie. Lo mismo ocurre con las personas que padecen sobrepeso, con reducir un 10% de peso, la ovulación debería a reiniciarse de nuevo.

Si el problema es otro (síndrome del ovario poliquístico o insuficiencia ovárica prematura), el médico deberá realizar un seguimiento, diagnosticar la causa principal y poner solución con fármacos para poder regular la ovulación.

Puedes leer más artículos similares a Cómo diagnosticar y tratar la anovulación, en la categoría de Menstruación en Diario Femenino.