Diez maneras de proteger tu intimidad en tu móvil

María José Roldán Prieto

Hoy en día, ¿quién no tiene un teléfono móvil? Esos smartphones se convierten en un diario personal donde se tienen imágenes, vídeos, conversaciones e incluso aplicaciones que describen quiénes somos y cómo nos relacionamos con el mundo. Básicamente, nuestro móvil muestra nuestra vida más íntima y por eso debes aprender a protegerlo. ¿Quién tendría un diario escrito sin llave? ¡No se puede tener un móvil si protegerlo debidamente!

Formas de proteger tu intimidad en tu móvil

1. Pon contraseña. Básico y fácil, no puedes tener un teléfono móvil sin contraseña porque sería demasiado fácil acceder a él y poder saber todo de ti. No importa si tienes tu móvil siempre en la mano o en tu bolso, en algún descuido alguien podría cogerlo por equivocación –o no-.

2. Pon un pin. No es lo mismo la contraseña que el pin aunque parezcan similares. Con la contraseña proteges que accedan a tu terminal pero sin el pin no podrán ni encender el móvil.

3. Haz copias de seguridad en el ordenador. Otra forma de proteger tu intimidad en el móvil es haciendo copias de seguridad en tu ordenador. Es decir, lo que deberás hacer es guardar todas tus fotos y videos en el ordenador y borrarlo de tu móvil, de esta manera podrás tener todos tus archivos sin peligro que otros lo vean.

4. Antivirus. Instala un buen antivirus –o varios de ellos- para evitar los malware o cualquier elemento que pueda poner en riesgo la intimidad de tu móvil.

5. No compartas tu contraseña. Es necesario que no compartas tus contraseñas con nadie, ni con tu pareja ni con tu madre, ¡ni con nadie!

6. Cuidado con tu alrededor. Cuando mires tu móvil o mantengas una conversación personal con alguien, es mejor que lo hagas a solas, porque nunca sabes si habrá alguien detrás de ti tan aburrido como para querer mirar lo que estás haciendo.

7. No dejes tu teléfono. Cuando sentimos confianza con los demás pensamos que no pasa nada porque miren nuestro teléfono de vez en cuando, pero sí pasa. La información es poder, y tu intimidad es tuya, de nadie más. No importa cuanta confianza tengas.

8. Cuida tus cosas. Si no cuidas tus pertenencias y dejas tu móvil a mano es probable que alguien quiera robártelo. Cuida bien tus cosas y no las dejes en cualquier parte.

9. No dejes las aplicaciones abiertas. Si quieres proteger tu intimidad ten cuidado y no dejes tus aplicaciones abiertas. Si entras en el Facebook, en Twitter o en Whatsapp recuerda cerrar la sesión. Si lo dejas abierto es fácil que otra persona pueda leer lo que tienes en pantalla.

10. No actives las notificaciones. Si tienes activadas las notificaciones es posible que quien tengas a tu alrededor “lea sin querer” lo que te ha llegado y que no sea de su incumbencia. Es mejor tenerlo desactivado y no tener problemas de este tipo.