Cinco tips para mantener tu intimidad en tus emails

María José Roldán Prieto

Actualmente los correos electrónicos - también conocidos como emails - son una forma de comunicación que seguramente utilizarás tanto a nivel personal como a nivel profesional, ya que parece que esta forma de comunicación ha dejado en bancarrota al correo postal u otro tipos de comunicación. El correo electrónico es una comunicación inmediata y es que en dos segundos puedes escribir o enviar archivos adjuntos a alguien que se encuentre en cualquier lugar del mundo, ¡la magia de Internet

Sin duda es algo cómodo y muy práctico y por eso estoy segura que los utilizas tanto en tu ordenador como en tu smartphone a diario. Pero como ya ocurría en el correo postal, cuando se escribe o se envía algo a alguien lo único que se quiere es que sea recibido por el destinatario y que no hayan terceras personas que lean lo que tú quieres que sólo lea una persona. Es decir, que mejor evitar a los cotillas para mantener tu intimidad.

Cinco tips para mantener tu intimidad en tus emails

1. Borra los emails que no son necesarios que mantengas. Si quieres tener intimidad en tus emails y te estás escribiendo con alguien que te gusta y son palabras algo "hots", lo mejor que puedes hacer es borrar esos emails y no dejar rastro de tu contacto con esa persona. Si quieres deleitarte releyendo sus palabras puedes guardar los emails en una carpeta con documentos de texto y ponerle una contraseña para que nadie más que tú pueda leerlos.

2. Pon contraseñas. Pon contraseñas a tu portátil, a tu ordenador de mesa y a tu smartphone. Pon contraseñas a cualquier dispositivo que pueda tener acceso a tu cuenta de correo electrónico, así evitarás que terceras personas tengan la tentación de leer lo que envías por email.

3. Cierra la sesión de tu email. Si estás en un ordenador público o en el de la oficina, resulta muy importante que cierres siempre la sesión para que no quede tu cuenta de correo electrónico abierta y a disposición de ojos indiscretos.

4. Mueve los emails recibidos a carpetas. No tienes por qué tener todos tus correos recibidos en la bandeja de entrada, puedes tenerlos en diferentes carpetas.

5. Archiva los emails enviados. Si archivas tus emails enviados en lugar de borrarlos podrás recurrir a ellos en cualquier momento, en cambio si los eliminas a los 30 días desaparecerán para siempre. También puedes archivar los emails recibidos.

Puedes leer más artículos similares a Cinco tips para mantener tu intimidad en tus emails, en la categoría de Intimidad en Diario Femenino.