Cómo ligar por Internet: manual de supervivencia

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Puedes estar buscando al amor de tu vida, una pareja estable o un rollo pasajero. Da igual lo que busques porque en Internet lo encuentras todo. La Red le está ganando terreno a los bares en esto de ejercer de celestina y cada vez más relaciones de pareja encuentran sus inicios en Internet. Descubre cómo ligar por Internet y no desesperar en el intento.

Manual de supervivencia para ligar por Internet

Hay algunas consideraciones previas antes de adentrarte en los mundos del amor virtual. Se puede ligar por Internet, pero no es tan fácil como pretenden hacernos creer. El primer paso es decidir qué medio en concreto vas a utilizar para encontrar eso que estás buscando, sean citas casuales, sea amistad, sea pareja estable o sea sexo inmediato. Y es que hay una gran cantidad de lugares donde ligar en Internet.

Imagina que Internet es una zona de copas de cualquier ciudad con una variada oferta de locales. En cada local hay un ambiente diferente, una música distinta y un propósito muy definido. Por eso hay webs de contactos especialmente diseñadas para encontrar pareja estable, aplicaciones móviles para encontrar un polvo rápido a pocos kilómetros de tu ubicación, chats donde conocer nuevos amigos y páginas de citas donde debes adivinar qué es lo que quiere cada personaje. Y si aciertas, premio.

Una vez elegido el lugar de Internet que más te motiva es hora de abrir tu perfil. ¿La foto? la foto es imprescindible si quieres jugar limpio. La misma recomendación sirve para los posibles galanes, es decir, nunca contactes con un hombre que no pone su foto en el perfil. Mención aparte merecen las mentiras o mentirijillas que los usuarios ponen en Internet, un debate infinito que resolveremos apelando a la conciencia de cada cual.

Cómo se liga en Internet

Ligar por Internet es un método fácil, rápido y cómodo, pero no siempre resulta bien. El asunto funciona de la siguiente manera: chica recibe un mensaje de chico en el chat, chica comprueba perfil del chico para tratar de intuir si le gusta o no, chica evalúa las posibles mentiras del chico y decide que no deben ser tan graves, chica contesta chico y la magia de Internet se pone en marcha.

A partir de ese momento, el proceso de ligue prosigue de la forma habitual solo que a través de un ordenador o de un teléfono móvil. Chica y chico despliegan su simpatía, su ingenio y se muestran como las opciones más interesantes que puedan encontrar en la Red. Si todo fluye según los cánones cibernéticos, pronto tendrán que planear una cita a ciegas, para que su interés mutuo deje de ser tan ciego y comprueben que efectivamente les une algo más que Internet.

Estamos hablando de una cita cara a cara para conocerse. Lo que ocurra en esa cita dependerá mucho de los estándares amorosos que tengan tanto la chica como el chico. Pero tampoco nos vamos a extrañar a estas alturas de que la conquista dure el tiempo que necesitan chica y chico para llegar a la cama. Será después del sexo cuando toque replantearse qué tipo de relación les une y todo puede pasar, porque los caminos de Internet son inescrutables.