Permanente de pestañas, tinte, extensiones o pestañas postizas

Permanente de pestañas

La importancia de unas pestañas impecables no es sólo estética; también es una cuestión de salud, pues son las encargadas de evitar que entren en los ojos objetos extraños y polvo, así como infecciones. Sin embargo, en ocasiones no dedicamos a nuestras pestañas el cuidado que requieren y el resultado suele ser unas pestañas frágiles, quebradizas y poco pobladas.

La cosmética tradicional nos ofrece el rimel, en su multitud de variantes, que nos promete los efectos más impactantes: unas pestañas largísimas, pobladas, curvadas y con un intenso color que nos dotará de una mirada más profunda y atractiva. Por desgracia, la realidad es que no logramos conseguir que el efecto sea tan impactante y, si lo conseguimos, nos dura sólo unas horas.

En qué consiste la permanente de pestañas

Pero para lograr unas pestañas de infarto ya no hace falta que te pases las horas frente al espejo maquillándote. Las nuevas técnicas permiten conseguir una mirada más brillante y profunda gracias a unas pestañas espesas, largas y curvadas. Te hablamos de la permanente de pestañas.

La permanente de pestañas es una técnica aún no muy utilizada, pero que poco a poco va ganando adeptas. Si se realiza con todas las garantías sanitarias para proteger tus ojos, puede resultar una excelente opción para lucir unas pestañas formidables. Ponte en manos de profesionales y asegúrate de que utilizan productos testados oftalmológicamente.

La permanente se realiza únicamente en las pestañas superiores. La técnica consiste en adherir a las pestañas unos bigudíes del tamaño deseado con un pegamento especial. El tamaño de los bigudíes depende del efecto que se quiera conseguir, si más natural o más espectacular. A continuación, se aplica sobre las pestañas un producto para rizarlas dejándolo actuar no más de 15 minutos, pues podría ser peligroso para las pestañas y finalmente, se retiran los bigudíes.

Con esta sencilla técnica, tu salón de belleza no tardará más de media hora en conseguirte unas pestañas perfectamente curvadas y una mirada más expresiva sin necesidad de maquillarte que puede durar unos 3 meses.

Otras técnicas para realzar la mirada: tinte, extensiones y pestañas postizas

Además de la permanente de pestañas existen otros métodos que te permitirán mostrar una mirada más sofisticada.

El tinte de pestañas es una opción muy cómoda frente al maquillaje diario. Se puede realizar también tras la permanente y puedes elegir el color que más te favorezca. Con el tinte consigues unas pestañas más intensas, más largas y más definidas y te verás como recién maquillada nada más despertar. Es, al igual que la permanente de pestañas, un tratamiento temporal con una duración de unos 2 ó 3 meses.

Si no quieres pasar por estos procedimientos pero no quieres renunciar a unas pestañas de cine, puedes optar las pestañas postizas. Es algo que puedes hacer tú misma, aunque un acabado perfecto requiere una buena práctica. Las pestañas postizas se pegan en una tira directamente sobre el párpado y podrás encontrar una gran variedad en el mercado. Siempre se recomienda no dormir con ellas y retirarlas con sumo cuidado.

Otra opción a considerar son las extensiones, que aplicadas una por una sobre cada pestaña consiguen un efecto espectacular.

Elige la opción que más te guste y ya no tienes excusa para no afrontar el día con una mirada resplandeciente e intensa.

Laura Sánchez  •  lunes, 14 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x