Trucos para saber si una piña está madura (y acertar al comprarla)

Aprende a reconocer si una piña está lista para comer con estos pasos

L.D

Trucos para saber si una piña está madura

La piña es una de esas frutas que no debe faltar nunca en nuestro frutero. A parte de contener muchísima agua, es muy beneficiosa por todos los nutrientes, vitaminas y minerales que contiene. Y esto no es todo. Es una de las frutas más diuréticas, por lo que su consumo contribuye a depurar y a evitar la retención de líquidos. Además, es increíblemente saciante lo cual ayuda a mantener controlado el hambre entre horas y el correspondiente y perjudicial picoteo. ¿Alguien da más?

¡Sí! La piña tiene aún más beneficios: posee una gran cantidad de fibra (ideal para decirle adiós a los problemas tránsito intestinales) y ayuda a combatir el estrés y la ansiedad. Lo que decíamos, una de esas frutas fundamentales en nuestra nevera, que podemos tomar como postre o bien mezclada en platos como ensaladas (o incluso pizzas ;-) )

Si hablamos de las características de esta fruta, es fundamental saber que sigue madurando una vez ha sido cosechada, por lo que conocer en qué punto de maduración está en el instante en el que la compramos en la frutería nos ayudará después a disfrutar de una deliciosa piña en el momento de su consumo. 

No querrás comerte una piña pasada o demasiado dura, ¿verdad? Si quieres saber exactamente cuándo esta fruta está en su punto y acertar al comprarla no te puedes perder estos trucos para saber si una piña está madura. ¡Te convertirás en toda una experta!

Trucos para diferenciar una piña madura de una que no lo está

+ El color. Como sucede con muchos otros alimentos, el color es un claro indicativo del punto de madurez de una fruta. En el supermercado o en la frutería podremos encontrar piñas con un color mayoritariamente verde y otras con uno algo más amarillento o dorado. Cuánto más amarillenta se vea la piña, más madura estará.

+ El olor. Las piñas que van estando más maduras tienen un olor más dulce, así que solo debemos acercárnosla un poco a la nariz para saberlo.

+ El tacto. Es uno de los factores más determinantes. Para ello, deberás coger la piña y tocarla por la parte de debajo. Si esta cede un poco al contacto con tu dedo, significa que está madura. Si por el contrario, al apretar ofrece más resistencia significará que no está aún madura.

+ Las hojas. Sin duda, es otro de los factores que nos indicarán el grado de madurez. Sabremos si la piña está madura o no intentando coger la fruta por las hojas centrales. Si conseguimos levantarla sin quedarnos con ellas en la mano querrá decir que aún le queda para madurar pero si, por el contrario, nos quedamos con las hojas en la mano será indicativo de que está madura.

¿Cómo saber si una piña está demasiado madura?

Cómo escoger una piña en su punto de la frutería

Buscando la piña perfecta –hablando del grado de maduración- es posible que nos pasemos y encontremos una que está demasiado “en su punto”, es decir, pasada. Si seguimos los pasos anteriores sabremos distinguir una que no está madura de una que sí pero ¿y entre las que están maduras?

Para empezar, la clave está en el tacto. El dedo, como te hemos explicado antes, debe presionar la piña y esta hundirse un poco pero no demasiado. Si somos capaces de meter el dedo perfectamente… ¡Error!

Por otra parte, debemos fijarnos si suda por la base, es decir, si suelta líquido. Esto será signo de que también está demasiado pasada, por lo que es mejor no llevárnosla a casa.

Truco para ayudarla a madurar

También puede pasar que ya nos hayamos hecho con una piña y, tras conocer estos trucos, veamos que la nuestra no está madura. ¡No pasa nada! Con el truco que te vamos a contar a continuación podrás ayudarla a madurar en pocos días. Simplemente debes ponerla hacia abajo, es decir, apoyada sobre sus hojas. Mantenla así durante uno o dos días (puedes apoyarla contra algo si no se sostiene sola) y verás como notas, por ejemplo, en el olor, que va estando más dulce.

¡Y ya está! Ahora que ya sabes cómo identificar una piña madura solo te queda disfrutar del increíble sabor de esta fruta y aprovecharte de todos sus beneficios. ¡Ñam, ñam!