Trucos para saber (a simple vista) si un aguacate está maduro

Aprende a identificar si un aguacate está listo para comer

L.D

Cómo saber si un aguacate está maduro o no

Rico, sabroso, sano… El aguacate es un alimento con una versatilidad increíble ya que podemos incluirlo en nuestros desayunos, ensaladas, revueltos, salsas y, en general, en muchas de nuestras recetas diarias.

Como nos habrás oído más de una vez, el aguacate es considerado una fruta –como el tomate- y cuenta con más potasio que los plátanos y un alto contenido en fibra. ¿Increíble, verdad? Pues espera, que seguimos. Porque además, es fuente de energía gracias a sus vitaminas, es saciante (un gran aliado para incorporarlo en nuestros desayunos), es muy nutritivo y las grasas que contiene son buenas para el corazón, como las del aceite de oliva virgen extra. ¿Qué más quieres?

Si aún no lo has incorporado a tu dieta ¡no sabemos a qué estás esperando! ¡Obtendrás numerosos beneficios para tu organismo! Si, por el contrario, eres una fan absoluta del aguacate como nosotras, ¡sabrás perfectamente de lo que te estamos hablando!

No cabe ninguna duda entonces de que el aguacate es un alimento excelente en todos los sentidos. No obstante, a la hora de comprarlo y consumirlo es bastante habitual que se nos planteen dos interrogantes. En primer lugar, cómo conservarlo una vez abierto (ya te hemos hablado de esto en alguna otra ocasión) y en segundo lugar, cómo saber si está maduro y listo para comer antes de abrirlo. Si aún no sabes cómo identificar si un aguacate está en su punto para ser consumido, ¡tranquila! Existen maneras de saberlo y te las vamos a contar.

Cómo identificar un aguacate maduro

Trucos para identificar un aguacate listo para comer

Principalmente, hay cuatro maneras muy sencillas y rápidas de saber si un aguacate está listo para abrir y consumir:

1 Tócalo

El tacto es una de las mejores propiedades que podemos observar en un aguacate para saber si está maduro o no. Cógelo con una mano y con la otra presiona ligeramente su cáscara. Al hacerlo nos encontraremos con 3 posibilidades:

+ Que prácticamente metamos el dedo y se hunda demasiado. Señal de que este aguacate está pasado y no debemos cogerlo.

+ Que no ceda prácticamente nada. Esta será señal de que aún no está maduro y debemos dejarlo unos días más en la nevera antes de consumirlo. 

+ Que ceda un poco, ligeramente. Señal de que está en su punto y tendremos un aguacate maduro entre las manos. ¡Vía libre para comerlo!

2 Observa el color

Aunque no es un indicador fiable por sí solo (existen muchas variedades diferentes de aguacates y sus tonalidades nos pueden despistar), el color del aguacate puede ayudarnos a identificar –junto a la prueba anterior, por ejemplo- si un aguacate está maduro. Si la cáscara está verde, será un aguacate muy bonito, pero no estará suficientemente maduro. Sin embargo, cuanto más oscuro tenga su tono, más maduro estará.

3 Quítale el tallo

Quita el tallo y observa el color del aguacate para saber si está maduro

Este truco no podrás hacerlo si te encuentras en el supermercado comprando un aguacate pero sí si estás en casa y dudas si abrirlo o no. Simplemente, consiste en quitarle el pequeño rabillo que está en la parte superior. ¡Ojo! El primer indicio es que podamos quitarlo sin forzar mucho. Si no es así ya sabremos que el aguacate no está en su punto. Por otro lado, deberemos observar de qué color vemos el aguacate.

+ Si es oscuro significa que ya está un poco pasado.

+ Si es muy verde es que aún no está suficientemente maduro. Deberemos esperar un poco.

+ Lo que realmente nos indicará que estamos ante un aguacate maduro listo para comer será observar un color amarillento o el verde característico.

4 Observa su aspecto

Si un aguacate cuenta con cortes, marcas, zonas realmente feas o está hundido por una parte más que por otra significa que es muy probable que esté pasado por dentro o podrido. Podremos descartarlo.

Tras estos trucos seguro que tenemos el aguacate maduro identificado y ahora solo queda ¡disfrutarlo!