La dieta Montignac

Las dietas disociadas se basan en la combinación de alimentos y restricción de cierto tipo de nutrientes. Hoy os presentamos la dieta Montignac, un original régimen que apuesta por la variedad de sabores y los hidratos de carbono integrales. Si éste es el método que se ajusta a tus necesidades, no dudes en ponerte en manos de un buen profesional que te asesore para acabar con esos kilos de más.

¿Cuándo nace la dieta Montignac?

El método de Michel Montignac nace cuando el ejecutivo farmacéutico, obeso desde su infancia, decide utilizar todos los medios a su disposición para idear una nueva dieta para perder peso. Experimentando consigo mismo, llegó a establecer un original método de adelgazamiento sin restricción calórica.

¿Qué celebrities siguen la dieta Montignac?

Kylie Minogue sigue la dieta Montignac

La mayor seguidora del método de Michel Montignac es Kylie Minogue, que a sus más de 40 años mantiene una envidiable figura que ya querrían muchas de veinte.

¿En qué consiste la dieta Montignac?

La dieta Montignac es un tipo de dieta disociada en la que se restringen los alimentos con alto contenido de carbohidratos y se permite el consumo de cierto tipo de proteínas sin límite de cantidad. Es decir, patatas y pastas desaparecen de la dieta mientras que carnes y pescados no tienen restricciones.

La base científica de esta dieta establece que los carbohidratos disparan el nivel de insulina en sangre, estimulando la sensación de hambre y la acumulación de grasas. Montignac acuñó el nombre de 'alimentos de alto índice glucémico' para aquellas comidas con mayor concentración de carbohidratos.

¿Qué puedo comer con la dieta Montignac?

El método Montignac defiende una alimentación variada, sin restringir ningún grupo de alimento, donde se evitarán los alimentos de elevado índice glucémico (pan blanco, patata, arroz,...) y las grasas saturadas (mantequilla, cacahuetes,..). Para ello, se pueden dividir los alimentos en dos grandes grupos, los permitidos y los que no lo son.

Alimentos permitidos: carnes y pescados, chocolate negro, huevos, garbanzos, alubias, lentejas, guisantes, queso, zanahoria cruda, yogur, leche preferiblemente desnatada, frutos secos, aceitunas, marisco, aguacate y café descafeinado. Además también puede consumirse pan, pasta, arroz y harina, pero siempre integrales.

Alimentos no permitidos: azúcar, patata, zanahoria cocida, miel, habas, calabazas, pasas, remolacha, castañas y nabo. Al contrario de los permitidos, no se admite el consumo de de pasta, pan, arroz y harina blancas.

Las frutas no están prohibidas, pero nunca se tomarán como postre, sino entre comidas. Además, quedan totalmente restringidos los refrescos con gas, las bebidas alcohólicas y la cerveza.

¿Ventajas e inconvenientes de la dieta Montignac?

El método Montignac carece de limitaciones calóricas, lo que podría llevar a un estado de sobrealimentación y la sensación de saciedad es provocada por la eliminación de la fruta como postre, cuya fibra favorece el tránsito intestinal. Además, la desaparición del azúcar de la dieta no cubre las necesidades de nuestro organismo. Algunas variantes más radicales del método Montignac eliminan por completo los hidratos de carbono, provocando decaimiento muscular, o restringen el porcentaje de lípidos consumidos, provocando afecciones cardiovasculares.

La dieta tiene a su favor una rápida pérdida de peso sin restricciones calóricas fomentando la variedad de comidas. Mientras todos los grupos de alimentos estén presentes y cubran las necesidades diarias de nuestro organismo, nuestra salud no estará en peligro.

¿Cómo puedo seguir la dieta Montignac?

Michel Montignac divide su método en dos fases. La primera se prolonga hasta lograr la pérdida de peso deseada y establece que el régimen debe seguirse de manera estricta comiendo sólo los alimentos permitidos. La segunda fase es la de mantenimiento, donde se permite un capricho al día y se recomienda el consumo de fibra.

Menús para la dieta Montignac

 

¿Cómo es un día en la dieta Montignac?

La diversidad alimenticia del método Montignac es su gran punto fuerte, te ofrecemos un menú como ejemplo para que compruebes si se ajusta a tus necesidades.

DESAYUNO: Fruta. 15 minutos después, pan integral y café con leche desnatada.

MEDIA MAÑANA: Frutos secos.

COMIDA: Espinacas salteadas con ajo y jamón y pollo asado con calabacín gratinado.

MERIENDA: Fruta o aceitunas.

CENA: Ensalada de tomate y atún y judías blancas cocinadas sin grasa.

Laura Sande  •  miércoles, 25 de septiembre de 2013

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • Carmen
    Carmen

    17/09/2014 12:18

    Que mal redactado...infórmense mejor. No se prohibe la fruta por lo que su fibra sigue favoreciendo el tránsito intestinal..y un largo etc.

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x