Composición de nutrientes de los alimentos

Composición de nutrientes de los alimentos

Una dieta es un plan alimentario estructurado pero abierto, encaminado a reducir el aporte energético absoluto de un individuo, a atenuar el rendimiento calórico de los alimentos aportados y corregir las anomalías del patrón alimentario.

Para llevar a cabo una dieta equilibrada hay que tener en cuenta la variedad de los grupos de alimentos:

Nutrientes en la alimentación



Carnes: Son una fuente importante de aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, hierro, zinc, sodio y fósforo, también aportan cantidades destacables de grasas saturadas y colesterol, por lo que debe consumirse moderadamente seleccionando aquellos cortes con menos cantidad de grasa.

Pescados: Son una buena fuente de proteínas y yodo. Conviene alternar su consumo con el de la carne, y usar preparaciones culinarias que requieran menores cantidades de grasa.

Huevos: Su mayor contenido graso está en la yema. Se recomienda consumirlos en todas las edades y en circunstancias fisiológicas especiales como embarazo, lactancia y vejez. No está demostrado que suban el colesterol en sangre.

Leche y derivados: Proporcionan nutrientes de alto valor biológico, como proteínas, lactosa, vitaminas y calcio. Se recomienda tomar de 2 a 4 raciones diarias, según edad y estado fisiológico. Hasta después de la edad escolar no se deben tomar productos desnatados, pero sí en etapas posteriores por su menor contenido en grasa.

Legumbres: Sus beneficios nutricionales se obtienen por el almidón, la fibra y el ácido linoleico que reduce los niveles de colesterol. Tienen buena digestibilidad y sus proteínas son de alto valor biológico.

Cereales y patatas: Deben ser la base fundamental de una dieta sana y equilibrada. Las harinas integrales son más ricas en fibra, vitaminas y minerales.

Frutas, verduras y hortalizas: Son una fuente muy importante de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y agentes fitoquímicos.

Frutos secos: Aportan gran cantidad de energía (5.3-6.6 Kcal/g) por su alto contenido en lípidos, los cuales son mayoritariamente ácidos grasos insaturados. Su consumo debe ser moderado. También contienen gran cantidad de fibra, principalmente insoluble y son una buena fuente de proteínas de origen vegetal.

Dulces y bebidas azucaradas: Su consumo en exceso puede incrementar el riesgo de caries dental, obesidad o desplazar la ingesta de otros alimentos de mayor interés nutricional. Se debe limitar su consumo.
Consumo diario, semanal y mensual de alimentos en una dieta equilibrada

María Clara  •  miércoles, 30 de diciembre de 2009

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x