Trucos MUY efectivos para limpiar el horno (con productos naturales)

Paso a paso para limpiar el horno y que quede impecable

El horno es uno de los electrodomésticos que más usamos. En él podemos hacer desde un postre delicioso hasta un pescado para chuparse los dedos. Sin embargo, también es uno de los electrodomésticos más pesados de limpiar. Por eso muchas veces solemos ir dejando para otro momento su limpieza, lo que es un error fatal, ya que esto dificultará mucho más la eliminación de manchas de grasa y comida quemada e incrustada. En Diario Femenino te damos algunos trucos muy útiles para limpiar el horno con ayuda de productos naturales que seguro que tienes en casa o puedes encontrar fácilmente. ¡Toma nota!

¿Qué productos puedes utilizar para limpiar el horno?

En el mercado existen productos específicos para la limpieza de este electrodoméstico, pero la mayoría están compuestos de químicos tóxicos. Esta clase de productos se deben manejar con cuidado, tanto en la administración como en la eliminación del mismo, ya que después introduciremos nuestros alimentos en el horno.

Por ello, es más recomendable usar productos naturales como el limón, la sal, el bicarbonato y el vinagre. Todos ellos, administrados de la manera adecuada, funcionan muy bien incluso con las manchas más profundas. Además, son más amigables con el medio ambiente.

En cualquier caso, si te decides por productos químicos más que por productos naturales, es muy importante que sigas al pie de la letra las instrucciones del fabricante. De esta manera, conseguirás un horno limpio y bien cuidado.

Paso a paso para hacer una limpieza básica del horno

Comenzamos por algunos trucos para limpiar el horno de manera habitual. Lo recomendado es limpiarlo después de cada uso, aprovechando cuando todavía esté algo caliente (sin quemar), para que quede siempre impecable. Y para ello puedes seguir los siguientes pasos:

+ Puedes usar tres partes de agua y una de vinagre en un pulverizador. Rocía el interior del horno evitando los ventiladores y deja actuar durante unos minutos. Después, pasa un trapo húmedo para eliminar los restos de suciedad.

+ Cuando cocines un plato que deje un olor muy fuerte dentro del horno, por ejemplo cuando cocines pescado, puedes limpiarlo con un preparado de jugo de dos limones (también puedes añadir las cáscaras) y verterlo sobre una bandeja de horno o un recipiente con un poco de agua.

+ Introduce el recipiente y enciende el horno a unos 200º durante 20 o 30 minutos. Aprovecha el calor del plato que hayas horneado para usar este truco casero y, de esta manera, ahorrarás gas o electricidad (dependiendo de cómo sea tu horno).

+ Después deja enfriar un poco y pasa una bayeta húmeda por las paredes y la puerta. Además de eliminar los olores, también se desincrustará la grasa superficial.

Limpieza profunda del horno: ¿qué pasos debes seguir?

Si tu horno ya está muy sucio, no te preocupes, también tenemos algunos trucos a base de ingredientes naturales que lo dejarán muy limpio:

+ Limpieza de horno con sal

La sal es un excelente desengrasante y ayuda mucho a limpiar las manchas más profundas. Haz una mezcla de 1/2 litro de agua y 250 gr. de sal gruesa en un recipiente. Remueve hasta que la sal se haya disuelto en su mayoría y esparce por las paredes del horno y la puerta.

Deja actuar unos 20 minutos y limpia con una bayeta húmeda. Puedes raspar cuidadosamente con una espátula de plástico las zonas en que las manchas estén más incrustadas, verás que gracias al efecto de la sal saldrán fácilmente.

+ Limpieza de horno con bicarbonato y vinagre

Este limpiador es el desengrasante por excelencia, de hecho, se puede usar para limpiar la parrilla de la cocina u otras zonas grasientas (siempre y cuando no sean superficies porosas). Cuando el horno está muy sucio, no hay mejor solución casera que esta.

Haz una pasta con bicarbonato y agua. Cuando la tengas, añade poco a poco el vinagre, ya que la reacción hará que espume. Si usas 1/2 taza de bicarbonato, usa unas 3 o cuatro cucharadas de vinagre y el agua necesaria para hacer la pasta. Si te pasas de vinagre o agua puedes añadir más bicarbonato.

Cubre las paredes del horno con la pasta, incidiendo en las zonas con mayor suciedad. También puedes usar esta receta con la puerta del horno. Deja actuar durante toda la noche, unas 12 horas. Para eliminarlo, usa una espátula de plástico en las zonas en las que haya más suciedad incrustada y pasa una bayeta húmeda tantas veces como sea necesario. En la puerta, primero rocía un poco de agua y elimina cuidadosamente con una bayeta la pasta, para que no raye el cristal.

Cómo limpiar la bandejas y las rejillas del horno

Puedes usar cualquiera de los trucos anteriores para limpiar las bandejas y rejillas del horno, ya que funcionan también muy bien. Otro truco infalible es el del refresco de cola. Solo tienes que remojarlas durante 15 minutos en cola y seguidamente frotar y lavar. ¡Quedan impecables!

Además de lo anterior, una manera de evitar que las rejillas y bandejas se ensucien en exceso es colocar papel de horno o de aluminio sobre ellas para evitar lo más posible que se manchen cuando las usamos. Además, siempre saca los platillos horneados junto con la bandeja, así evitarás derrames.

Y tú, ¿conocías todos estos útiles trucos para limpiar el horno? ¿Sabes algún consejo más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Trucos MUY efectivos para limpiar el horno (con productos naturales), en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: