¿Te aprietan los zapatos? Trucos para agrandarlos una talla

Consejos para que no te duelan los pies con tu calzado

Beatriz Martínez

Consejos para que no te aprieten los zapatos

Estás en una tienda probándote unos zapatos que pretendes comprar, parecen cómodos, se ven bonitos, están a la moda y son de tu estilo. Sin embargo, no puedes quitarte de la cabeza la idea de que, una vez te los pongas aunque sea para ir a la oficina, te van a hacer daño. Es más, puede que hasta te rocen y te hagan ampollas los primeros días. A todas nos ha pasado, da igual lo cómodo que sea el calzado y lo más o menos sensibles que sean tus pies, estrenar zapatos nuevos significa pasar por el mal trago de aguantar el dolor de pies hasta que te hagas con ellos.

¿Por qué me duelen los pies cada vez que estreno calzado? Te preguntas. Los pies tardan unos días en adaptarse a un nuevo zapato. Y si te fijas bien, te pueden hacer daño incluso los zapatos que tenías del invierno pasado y que recién te pones de nuevo. Tranquila, como todo, esto también tiene solución y es más sencilla de lo que te puede parecer a simple vista. Aquí tienes unos cuantos trucos para agrandar tus zapatos un poquito y evitar que te aprieten.

Ideas para dar de sí los zapatos y que no te aprieten

Si quieres que estrenar zapatos deje de ser una auténtica odisea prueba con los siguientes trucos de experto.

+ Aplica crema hidratante

Un truquito que ya usaban nuestras abuelas y que es de lo más efectivo cuando se trata de agrandar los zapatos una talla más. Unta un poco de la crema hidratante que usas sobre los bordes de tu zapato, y si ves que también son estrechos por la planta pon la crema sin miedo. Deja actuar al menos durante una noche entera. Retira el exceso de crema con papel secante y póntelos, notarás una gran diferencia. Si es necesario, repite el proceso la noche siguiente. Con esto conseguirás que el calzado se dé de sí y que no te haga daño ni rozaduras. Tip extra: acuérdate de esto que te acabamos de contar cuando llegue el verano y te pongas sandalias de tiras en el empeine.

Cómo agrandar zapatos una talla

+ Calcetines gruesos y secador de pelo

No nos hemos vuelto locas, ni nos referimos a que te pongas los zapatos con calcetines gruesos... La idea es que agrandes tus shoes en aquellas zonas en las que te oprime el pie. Primero de todo ponte calcetines gruesos para no quemarte, calzate tus zapatos y aplica calor con el secador de pelo en aquellos lugares en los que notes que el zapato te aprieta: la puntera, el talón o el empeine. Sabemos que las zapatillas no suelen dar estos problemas, pero por si acaso te equivocaste de talla, que sepas que este método también es apto para las zapatillas deportivas.

+ Y para los zapatos de piel... ¡Mételos en el congelador!

Quizás esta fórmula secreta para agrandar zapatos de piel ya la habías oído, pero no te has atrevido a probarla porque piensas que no funciona... ¡Pues que sepas que sí funciona! Mete tus zapatos de piel en una bolsita de plástico y ponlos en el congelador una noche entera. Cuando los saques, verás cómo ha cedido. Espera unos instantes antes de ponerte el calzado para evitar coger frío en los pies.

Si no te da confianza meter tus zapatos nuevos en el congelador, prueba esto. Prepara una bolsa con agua, métela en el congelador y, una vez que se ha helado, ponla dentro de tus zapatos de piel todo el tiempo que dure el hielo antes de que empiece a derretirse. Asegúrate de cerrar bien la bolsa por si te despistas y se derrama alguna gota.

¡Se acabó pasarlo mal por culpa de los zapatos nuevos!