¿Sabes echarte correctamente la crema hidratante?

Te explicamos cómo debes echarte la crema corporal para aprovecharla al máximo

Beatriz Martínez

La crema hidratante corporal forma parte de nuestra rutina de belleza diaria, pero quizás te la pongas de forma automática, por lo que es posible que no te la estés aplicando de la mejor manera y por lo tanto no le estés sacando todo el partido que tiene. ¿Sabías que la aplicación correcta de la crema hidratante corporal es casi tan importante como el producto en sí? Te enseñamos a ponerte tu crema hidratante corporal de mejor manera posible.

+ Qué crema corporal elegir

Primero de todo, hay que recordar que debes optar por una crema hidratante de calidad que se ajuste a las necesidades de tu piel. Deja de lado aquellas que dicen “para todo tipo de piel” y hazte con alguna más específica, para pieles grasas, mixtas o con tendencia a secarse. Son las que te darán el extra de nutrientes que tu piel necesita.

+ Dónde aplicar la crema hidratante

Sí, la respuesta es por todo el cuerpo, lo que queremos decirte es que no descuides ninguna zona, como por detrás de las rodillas, el cuello y el escote, ya que son lugares expuestos a las radiaciones solares y las agresiones medioambientales; y que te pongas un poco más de crema en los codos, las rodillas y los talones que, como bien sabes, se secan mucho, sobretodo en invierno y en verano.

A su vez, no hace falta que te pongas la crema hidratante en aquellas zonas en las que ya te estás poniendo otro tratamiento, como cremas anticelulíticas o reductoras, ya que dichas cremas tienen principios activos hidratantes.

+ Haz un suave masaje

Pon la crema en la palma de tu mano, frota para calentarla y a continuación, extiéndela por tu cuerpo con masajes suaves. Es la mejor forma de aplicar la crema corporal hidratante a la vez que estimulas la circulación sanguínea. Ejercer la presión y la dirección correcta, logra multiplicar la efectividad de tu crema. No cometas el error de ponerte demasiada crema, esto solo hará que los poros de tu piel se cierren.

+ Póntela dos veces al día

Lo ideal es que te eches la crema hidratante por el día y por la noche, ahora bien, si eres de las que tiene algo de pereza y solo te la quieres poner una vez al día, que esa siempre después de la ducha, es ahí cuando la piel de tu cuerpo más limpia está y mejor podrá absorber las propiedades de la crema.

+ Exfolia tu piel

Este paso también es importante, exfolia la piel de tu cuerpo al menos una vez cada dos semanas; al eliminar las células muertas y demás impurezas de la piel, ésta recupera su tono natural, quedando suave, limpia y lista para aprovechar al máximo la crema hidratante corporal.

Ya estás preparada para conseguir la mejor versión de tu piel desde hoy mismo.