5 tipos de zapatos que causan dolor de pies

María José Roldán Prieto

 Causas del dolor de pies

Seguro que sabes la importancia de los zapatos a la hora de tener unos pies sanos y de caminar sin sentir demasiado dolor. También es muy probable que sepas que después de usar el tacón alto después de un largo día acabarás con dolor de pies, pero entonces, ¿qué zapatos te causan dolor de pies? Es necesario saber el tipo de calzado que mejor te puede funcionar para poder disfrutar de unos pies mucho más saludables y cuidarlos bien.

Los zapatos que te causan dolor de pies

- Zapatos de tacón. El uso de zapatos de tacón desplaza el paso hacia las puntas de los pies por lo que se ejerce presión sobre el pie. Esto puede ser un problema a la hora de mantener el equilibrio ya que obliga a las rodillas y a las caderas a ir hacia adelante y te puedes hacer daño también en la espalda y en las piernas. El uso continuado de este tipo de zapatos puede causarte hiperextensión, esguinces, fracturas en el pie, tumores benignos de los nervios, la comprensión de los nervios e incluso juanetes o dedos de martillo.

- Cuñas con plataformas. Las cuñas con plataformas también son tacones y por lo tanto también ejercen presión sobre el pie y sobresale el cuerpo hacia adelante. Aunque hay plataformas que suelen tener más soporte y eso ayuda a proteger la planta del pie y a reducir la pendiente para el cuerpo ayudando al equilibrio. El uso de estos zapatos pueden causar los mismos problemas que el uso de los zapatos de tacón.

- Manoletinas. Las manoletinas son zapatos demasiado planos que no proporcionan el soporte adecuado en el arco, no hay una buena amortiguación o absorción de choque. Aunque este tipo de calzado hará que los músculos trabajen más duro haciéndolos más fuertes. Puede haber un problema también porque al tener la suela tan plana puede perforarse por un objeto extraño y hacerte daño en la planta del pie. El uso de estos zapatos puede causar inflamación, tendinitis, dolor de talones, torceduras, fracturas por estrés y lesiones externas – por ejemplo si pisas una chincheta-.

- Zapatillas de deporte corrientes. Hay zapatillas de deporte que tiene demasiado acolchado y puede que no recibas la retroalimentación que los pies necesitan para poder funcionar. Las zapatillas de deporte son ideales para correr o caminar pero no para bailar por ejemplo. Este tipo de calzado puede causar estrés crónico en el pie, sobre todo en el talón.

- Chanclas. La mayoría de chanclas son muy planos y con una suela demasiado delgada y abierta. Esto expone al pie al medio ambiente y no proporciona soporte para el arco o amortiguación. La correa que se encuentra entre los dedos del pie también puede ser dañina ya que obliga a los músculos del dedo del pie a un exceso de agarre. Además, cuando el dedo gordo del pie cuelga de la chancla aumenta el riesgo de las fracturas del dedo del pie. El uso de estos zapatos puede causarte inflamación, tendinitis, dolores en el talón, esguinces, fracturas e incluso lesiones externas.