¿Joyas de oro o de plata? Escoge los complementos según tu tono de piel

Cómo saber qué tipo de joyas me favorecen más

Beatriz Martínez

¿Joyas de oro o de plata? ¿Cuál me favorece más?

La joya que te acompaña te define y te hace brillar, luce con tu estilo, con cada prenda de moda que te pones y también con el tono de tu piel y el color de tus ojos. Es por ello que debes elegir tus joyas con cuidado para que tengas piezas de calidad que te acompañen siempre. Te enseñamos cómo puedes escoger los complementos según el tono de tu piel. ¿Mejor una joya de oro o una de plata? Solo tú tienes la última palabra.

Cómo elegir las joyas según el tono de tu piel

Puede parecer fácil pero no lo es. Acertar a la hora de lucir los complementos es complicado, más aún cuando se trata de las joyas. Una de oro o quizás de plata, una pieza que destaque sobre los otros accesorios, o mejor una que luzca bien pero que trate de pasar desapercibida. No hay una respuesta clave para todas estas preguntas que pasan por tu mente y menos aún existe una respuesta que nos valga para todas. Pero lo que sí podemos hacer es darte algunas premisas para que sepas cómo elegir tus joyas en base el tono de tu piel. A partir de aquí dar con la combinación perfecta para ti será más fácil que nunca.

+ Conoce cómo es tu piel

¿Cómo es tu piel?

Para lucir las joyas de oro o de plata acordes a tu piel y su tonalidad deberás, primero de todo, definir cómo es tu piel. Aquí podemos establecer tres categorías.

Chicas con un tono de piel frío: Para saber si tu piel tiene el tono conocido como frío tendrás que observar tus venas. Si son de un color más bien azulado, es que este grupo es el tuyo. Para darte más pistas, diremos que las que tienen este color se suelen quemar más fácilmente cuando se sol se deja ver, además la piel se pone roja con facilidad. A su vez, la piel es tirando a pálida.

Chicas con un tono de piel cálido: se caracterizan por tener las venas verdes, se suelen broncear con facilidad y su color de piel se parece al café expreso.

Chicas con un tono de piel neutro: se sitúan entre las dos anteriores. Ni muy cálida ni muy fría.

+ Escoge la joya perfecta según tu piel y según tu estilo

Cómo escoger la joya perfecta

Si tu piel es tirando a fría te recomendamos que para ocasiones especiales apuestes por piedras preciosas como la gema o el rubí, y por algunas piedras semi preciosas azuladas, como el zafiro, el topacio y la aguamarina. ¿Para el día a día? Hazte con joyas de plata de calidad, y triunfarás

Para las que presumen de piel cálida es mejor que apuesten por joyas de oro en amarillo, zafiro brillante, citrino y circón para deslumbrar, y piezas de ópalo para lucir con mucho estilo de lunes a viernes. Has de saber que los diamantes se ven muy bien con este tono de piel.

Las perlas plateadas, los zafiros, las joyas sencillas bañadas en oro blanco y las perlas blancas, para las que tienen un color de piel neutro. A partir de aquí puedes hacer todas las combinaciones que quieras.

La época del año también tiene mucho qué decir cuando de combinar las joyas se trata. Para los días y las noches de primavera verano, hazte con complementos llamativos que destaquen sobre las otras prendas. Para los días de frío y los de entretiempo, piedras preciosas como diamantes y rubíes y otras más sencillas como el ópalo para mezclar entre sí.

Ahora ya sabes cómo escoger las joyas de oro o de plata según sea el tono de tu piel. ¡Te verás perfecta!