Las mejores bromas para el Día de los Inocentes

Recuerda que no todo el mundo tiene el mismo sentido del humor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Una de las fechas señaladas de la temporada navideña es el Día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre, también llamado el día de los inocentes. Un día que en nuestro país se celebra gastando bromas, con mayor o menor gusto, con más o menos acierto y, por supuesto, con diferente grado de aceptación.

Qué se celebra el Día de los Inocentes

Lo cierto es que el carácter festivo y bromista de la celebración de este Día de los Inocentes, contrasta bastante con el motivo de su conmemoración. Y es que se trata del día en el que, según la tradición cristiana, el rey Herodes ordenó asesinar a un montón de niños, confiando en que ninguno de ellos le quitara el trono. De ahí viene, la celebración de los Inocentes, porque los niños siempre son inocentes y, en muchas ocasiones, también víctimas.

Siendo así no deja de sorprendernos el carácter alegre de este 28 de diciembre, pero parece ser que se trata de una paradoja más de estas fechas de Navidad, en las que se respira un ambiente tirante por las dos fuerzas que actúan a la vez: el derroche de amor navideño y la depresión tan típica en estos días. De cualquier manera, son muchos los que se suman, de una forma u otra a la celebración del Día de los Inocentes y quién más y quien menos se anima a gastar alguna broma a sus allegados.

También es tradicional que los diferentes medios de comunicación participen de la broma popular y cada 28 de diciembre, diseccionamos las noticias del periódico o de la televisión en busca de ese bulo o broma del día, que a pesar de ser evidente, no falta quien se la crea.

Ideas de bromas para los Inocentes

Y si eres de las que quiere sumarse a la celebración de este Día de los Inocentes participando activamente, te proponemos algunas bromas que puedes hacer a tus allegados. Eso sí, no te olvides, de que no todo el mundo tiene el mismo sentido del humor, o de que la broma puede llegar en un momento pésimo, así que ten cuidado y opta siempre por las bromas más inofensivas.

La broma más clásica es recortar unos monigotes blancos y pegarlos con celo a la espalda de algún viandante, mejor si es conocido, sin que se dé cuenta. La persona puede pasarse unas cuantas horas con un monigote pegado en su espalda sin darse cuenta y preguntándose por qué la gente se ríe a su paso. Otra broma típica es pintarle la cara a una persona mientras duerme; puedes pintarle un bigote o unos coloretes y unas pecas, y probablemente salga así a la calle sin percatarse de nada.

Otras bromas que son comúnmente aceptadas y asumidas en este Día de los Inocentes es cambiar el azúcar por la sal o retrasar una hora el reloj y que el inocente crea que va a llegar tarde. Pero en cualquier caso, procura que sean bromas que no afecten a la dignidad de la persona, porque se han dado casos extremos de bromas pesadas que han terminado muy mal.

Puedes leer más artículos similares a Las mejores bromas para el Día de los Inocentes, en la categoría de Planes en Diario Femenino.