Cómo saber encajar una crítica: serenidad y humildad

saber encajar las críticas
Las críticas no sientan bien a nadie, porque suponen hacernos conscientes de un error que debemos enmendar. Pero tenemos que saber encajarlas y aprovecharlas para mejorar nuestra actitud. Desde Diario Femenino te hemos enseñado a hacer críticas sin herir, pero queremos enseñarte también a tomártelas bien cuando eres tú la que las recibe.

Obviamente, si la crítica te la hace alguien que no sabe hacer críticas constructivas es difícil que no te lo tomes a mal. Las críticas destructivas se convierten automáticamente en un insulto, es por eso que nadie las puede ni debe aceptar. Pero tampoco es necesario entrar en polémica si recibes una crítica de este tipo. La persona que te está criticando pierde la razón si no lo hace con las formas adecuadas, por lo tanto tú lo único que tienes que hacer es pasar de esa 'crítica-insulto'.

No entres en el juego, en este caso no tienes que 'saber encajar' nada, simplemente quererte lo suficiente a ti misma para evitar que nadie pueda mermar tu autoestima. Si consideras que las críticas comienzan a ser impertinentes y se convierten en menosprecios, no dudes en cortar la conversación por lo sano, pero hazlo de una forma correcta y respetuosa, no te pongas a su nivel, no devuelvas el insulto.

Consejos para saber llevar a buen puerto una crítica constructiva


Ahora bien, si la crítica es constructiva, lo primero que tienes que pensar es que la persona que te la está haciendo tan sólo te quiere ayudar, sólo busca tu bien. Por lo tanto, te tienes que armar de paciencia y escuchar lo que te tiene que decir.

serenidad ante las críticas
En este caso no te pongas a la defensiva, no pierdas los estribos, deja que la otra persona termine de hablar para que reine la tranquilidad y tu a la vez puedas ir asumiendo sus palabras.

Todo el mundo puede aprender de todo el mundo, aunque no lo creas, los jóvenes de los mayores y los mayores de los jóvenes. Las críticas bien encajadas te pueden ayudar a madurar, recuérdalo.

El siguiente paso es reflexionar profundamente, consultar con la almohada, tomándote todo el tiempo que necesites.

Quizá descubras que la persona que te ha criticado no tiene ningún tipo de razón, pero eso no es lo que debes de pensar desde el primer momento, aunque sea tu primera reacción. Si tras la reflexión, te das cuenta de que te hacían la crítica con toda la razón del mundo, es hora de actuar. Haz autocrítica y corrige tu actitud. Pero no te martirices. Recuerda siempre esta verdad universal: todo el mundo, absolutamente todo el mundo, puede cometer errores.

Para poder encajar bien una crítica tienes que ser humilde y ser consciente de tus errores, ser capaz de darte cuenta de que eres humana y de que todo ser humano es imperfecto. Esa imperfección es precisamente la que hace al ser humano tan interesante. No se puede pretender la perfección, y nadie te puede exigir la perfección, porque la perfección no existe.

Alexandra H. Gail  •  martes, 11 de enero de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos