Consejos para tomar la iniciativa en nuestras decisiones

 Consejos para tomar la iniciativa en nuestras decisiones
Es esencial atrevernos a tomar nuestras propias decisiones, y para ello debemos saber hacerlo. Si somos las dueñas de nuestra vida, en nuestras manos está un futuro determinado por lo que escogemos. Para tener una vida llena de felicidad, debemos acertar a la hora de tomar nuestras decisiones, y para acertar primero debemos contar con la iniciativa de elegir.

Miedos a tomar decisiones


Si en muchas ocasiones nos falta la iniciativa para escoger entre una opción u otra, es porque preferimos no elegir a elegir mal. Sin embargo, debemos tener en cuenta que tarde o temprano estas decisiones se deberán determinar, por lo que es preferible tener esta iniciativa por decidir, y saber cómo tomar la decisión más adecuada.

Tememos que nos critiquen, que lo que decidamos empeore nuestra relación con la familia o con nuestra pareja, o que nuestra salud se vea afectada negativamente.

Cómo actuar cuando no nos decidimos


Puede que nuestra inseguridad nos impida animarnos a tomar una decisión, o que nuestra propia impaciencia nos motive a elegir la primera opción que tengamos sin averiguar qué otras alternativas tenemos. En cualquier caso, es esencial determinar primero todas las alternativas que tenemos, para una vez tengamos esta lista decidamos cuál será la consecuencia de cada una de estas opciones en el caso de elegirla. Escogeremos la decisión que tenga el resultado más positivo.

Identificar el problema


Sin haber encontrado el problema principal que necesitaremos resolver, no podremos escoger entre una decisión u otra. Una vez encontremos todas las alternativas para resolver el problema planteado, analizaremos los pros y los contras de cada una de ellas y las escribiremos en una hoja si hace falta. También determinaremos de qué recursos disponemos, para saber cuáles de nuestras alternativas son realistas y cuáles son pura fantasía.

Cómo tomar la decisión correcta


Para decidir correctamente, deberemos determinar qué es lo más importante para nosotros y qué queremos en nuestra vida. Escoger el objetivo es primordial, y lo haremos antes de llevar a cabo ninguna decisión.

Una vez tengamos decidido lo que queremos conseguir, pasaremos a diferenciar lo que podemos conseguir de lo que no podremos lograr. Escogeremos, por ende, la opción más realista y determinaremos qué repercusión tendrá esa decisión en nuestra vida. Imaginaremos cómo la afectaría y cómo sería nuestra vida si realizásemos el cambio elegido.

Irene Solaz  •  martes, 7 de septiembre de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x