Escorpiones contra el cáncer

Saúl C. Montaño Quintanilla
En el Caribe existen unas 400 especies endémicas de un invertebrado de cuerpo plano y estrecho, dotado de una larga cola abdominal que se enrosca sobre sí misma y suele terminar en un aguijón conectado a un par de glándulas venenosas. Son los temidos escorpiones que a pesar de su pequeño tamaño pueden paralizar a una persona si esta se pone al alcance de su picadura.

Veneno del escorpión con fines terapéuticos


Escorpión contra el cáncer
Pero insectos de este tipo viven en todo el mundo, lo novedoso es que investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas de Guantánamo, Cuba, consiguieron convertir en ciencia lo que hasta el momento había sido tradición de los habitantes de la zona y es emplear el veneno del alacrán con fines terapéuticos.

El anuncio de que efectivamente el veneno del temido alacrán -particularmente la especie autóctona Rhopalurus junceus- tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias ha disparado el interés de galenos y pacientes por la formulación oral del compuesto recomendado como terapia para diferentes tipos de cáncer (pulmón, mama, cuello uterino y próstata).

El asunto es que el veneno del alacrán está compuesto por una neurotoxina (clorotoxina) que, si bien en su estado natural actúa sobre el sistema nervioso, diluida en proporciones adecuadas incide sobre el ADN de las células malignas y multiplica por 60 los efectos analgésicos de la morfina, estudios que también han sido avalados por expertos brasileños.

Los cubanos trabajan aun en la formulación comercial del fármaco pero la efectividad de su acción ha despertado el interés dentro y fuera de la Isla. De cualquier modo, a pesar del descubrimiento, no le recomiendo dejarse picar por uno de estos bichos, el dolor es realmente fuerte y podría provocarle severas reacciones alérgicas.

Puedes leer más artículos similares a Escorpiones contra el cáncer, en la categoría de Cáncer en Diario Femenino.