Dejar de fumar: 10 consejos para una mujer

Napoleón Fernandez

Hasta hace pocos años, el sexo femenino era menos propenso a fumar, sin embargo en los últimos años se ha visto un incremento brutal de las mujeres que fuman. Cada vez es más frecuente encontrar una mujer fumando que a un hombre. Según la Organización Mundial de la Salud, 20 por ciento de las mujeres en los países desarrollados son adictas al tabaco. En los países en vía de desarrollo el porcentaje baja hasta los 9%. El premio para la mujeres fumantes es que la cifra de fallecidas por tumores malignos en el pulmón y mamas ha crecido tanto como el hábito de fumar entre la mujeres. En DiarioFemenino.com hemos creado una lista de motivos para que la mujer inteligente deje de fumar. Imprímela, guárdala en tu bolsa y cuando tengas ganas de volver a fumar, léa atentamente estos consejos.

Consejos para una mujer inteligente dejar de fumar

1. La mujer que fuma, cada cigarrillo le hace es más fea y vieja. La belleza femenina se ve profundamente afectada por el hábito de fumar. La piel es lesionada por el humo del tabaco, el cual produce destrucción de las fibras elásticas y aparición prematura de arrugas.

Dejar de fumar

2. Miles de mujeres morirán este año de cáncer del pulmón, sobrepasarán incluso al cáncer de mamas. El 90 por ciento de estas muertes se deberá al consumo de tabaco, señalan expertos. ¿Quieres ser una más en estas tristes estadísticas?

3. Fumar quita el aliento para el amor y el sexo. El tabaco desencadena el 75 por ciento de las bronquitis crónicas y el 80 por ciento de los casos de enfisema.

4. En las mujeres, el tabaco es una de las principales causas de afecciones coronarias, accidente cerebro vascular y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

5. El tabaco reduce la fertilidad femenina.

6. Fumar causar desórdenes menstruales, adelanta la menopausia lo que favorece la osteoporosis.

7. Besar y fumar son actos incompatibles. Tu maravilloso cigarrillo destroza tu linda boca afectando encías, mucosas y dientes. Muy a menudo el tabaco produce halitosis, en palabras más claras, mal aliento.

8. Las embarazadas tienen un mayor riesgo de placenta previa y rotura prematura de membranas, lo que acarrea otras consecuencias como hemorragia, parto prematuro y parto de cesárea de emergencia. También es más probable el aborto espontáneo y parto de feto muerto.

9. Los niños de madres que fuman durante y después de la gestación son más propensos a sufrir el síndrome de muerte súbita, la causa de fallecimiento más importante en menores de un año.

10. Los niños que viven en hogares de fumadoras se enferman con mayor frecuencia, contraen bronquitis y neumonía, tosen más, tienen respiración, y padecen asma e infecciones de los oídos con mayor frecuencia.

No te dejes llevar por los cuentos de la industria del tabaco que destina ingentes recursos para asociar el consumo de tabaco entre las mujeres con valores positivos. Fumar como los hombres es una igualdad indeseable y absurda.

Ana Rosa