Enfermedades bucales a causa de la diabetes

Diabetes y salud  bucal

El 14 de noviembre es la fecha fijada como el Día Internacional de la Diabetes. Aprovechamos esta ocasión para tratar uno de los problemas más desconocidos asociados a la diabetes como es la aparición de muchas enfermedades bucales. Porque además de los riesgos cardiovasculares, neurológicos, y oculares de padecer diabetes, esta enfermedad incide directamente sobre la salud bucal. Se trata de un problema importante que hay que evitar en la medida de lo posible.

Diabetes y las enfermedades de las encías

La diabetes es una enfermedad que consiste en un aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Además de otros riesgos bien conocidos, la diabetes hace a nuestro organismo menos resistente a las infecciones, y uno de los problemas más comunes entre los enfermos de diabetes son las infecciones bucales. Un elevado número de personas con diabetes sufren también enfermedades de las encías, gingivitis o periodontitis.

Las enfermedades de las encías se presentan en forma de inflamación, irritación, sangrado, sensibilidad y problemas al masticar, pero pueden ocasionar la pérdida de piezas dentales. Se trata de una infección que afecta a las encías y al hueso de la mandíbula, produciendo una inflamación y debilitando los tejidos, de forma que si no se controla a tiempo se pueden ir cayendo los dientes.

Por lo tanto, se hace necesaria una correcta higiene bucal y seguir las recomendaciones específicas del dentista. Las revisiones bucales para los enfermos de diabetes serán más frecuentes de lo habitual y, en todo caso, el dentista tiene que saber que se encuentra ante un caso de diabetes, ya que debido a los problemas de cicatrización que presenta esta enfermedad, es posible que haya tratamientos que no se puedan realizar con normalidad.

Otras enfermedades bucales relacionadas con la diabetes

Pero las enfermedades de las encías no son los únicos problemas bucodentales que se relacionan con la diabetes. El nivel de glucosa no sólo aumenta en la sangre, también en la saliva y esto fomenta la aparición de aftas o llagas bucales. Además se ha observado una mayor incidencia de las infecciones bucales por hongos en los enfermos de diabetes. La mejor forma de prevenir estos problemas orales derivados de la diabetes es informar en todo momento al dentista y extremar la higiene bucal.

Otra de las afecciones bucales que más sufren los enfermos de diabetes es la boca seca o xerostomía, que se produce por la disminución de la producción de saliva. Se trata de un problema que produce irritación y en ocasiones es muy doloroso, además de que favorece la aparición de caries dentales. La utilización de un enjuague bucal específico y mantener la boca húmeda tomando pequeños sorbos de agua frecuentemente son las recomendaciones básicas para evitar la boca seca.

Para disminuir los problemas bucales derivados de la diabetes es fundamental cepillarse los dientes después de cada comida, utilizar el hilo dental y un enjuague específico. Además, la visita al dentista tendrá que ser más frecuente, así como la limpieza bucal realizada por un profesional para evitar la formación de placa dental y reducir el riesgo de padecer gingivitis.

Laura Sánchez  •  martes, 13 de noviembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

Tengo flujo vaginal marrón, qué me pasa?

Escrito por iliana a las 10:45:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x