La lucha de Emily Lindin contra el bullying sexual: define puta

Laura Sánchez

La mujer del día es Emily Lindin

2 de mayo. La mujer del día es hoy Emily Lindin. Tras este seudónimo se encuentra una mujer renovada dispuesta a desmontar toda la estructura ideológica que rodea la sexualidad femenina. Siendo adolescente, Emily sufrió bullying sexual, una forma de acoso que hoy está más presente que nunca "gracias" a las redes sociales. Su proyecto "Unslut" incluye un documental con el que pretende hacer reflexionar a toda la sociedad sobre el enjuiciamiento de la sexualidad de la mujer.

Culpabilizar a la mujer

La historia de Emily Lindin ocurrió hace 15 años. Su entrada a la adolescencia la hizo sintiéndose culpable de su propia sexualidad, sola y acosada por sus compañeros que la llamaban puta. Todo comenzó cuando aceptó tener relaciones sexuales con su novio. Éste se lo contó a todos sus compañeros y ahí empezó el calvario de Emily, como si hubiera cometido un delito.

A Emily se le pasó por la cabeza la idea del suicidio, como a tantas otras jóvenes que hoy son víctimas del bullying, víctimas de una sociedad que culpabiliza a las mujeres de su sexualidad. Ellos se hacen hombres con las relaciones sexuales; ellas, en cambio, son putas. Emily Lindin propone una reflexión para toda la sociedad con un lema muy directo: "define puta".

El problema que quiere resaltar Emily en su proyecto es el tratamiento que se le da al bullying sexual, con una forma de prevención que es errónea porque no llega a la raíz del problema. Se les inculca a las jóvenes el miedo y la precaución, con lo que se sigue culpabilizando a la víctima del acoso. Y no solo a las jóvenes. Desde todos los ámbitos se advierte a las mujeres que no vayan solas por la noche y aún se sigue pidiendo discreción en el vestuario como forma de prevenir una violación.

La batalla contra el acoso sexual no se puede ganar desde el temor, desde la ocultación o desde la represión de la sexualidad. Es una batalla que ha de ganarse desde la educación, concienciando a los más jóvenes de que cada mujer es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, sin que por ello pase a ser una pertenencia del hombre. Seguiremos la trayectoria de Emily Lindin, una mujer valiente que habla claro y que lucha por la libertad.