Qué hacer en caso de violación

Me han violado

No nos gusta hablar de ciertos temas, abusos, maltrato, violaciones... Y es comprensible porque se trata de situaciones tan traumáticas y desagradables que pensamos que si las silenciamos las podremos olvidar antes. Sin embargo, es precisamente ese silencio que se genera en estos casos lo que hace que a veces seamos incapaces de reaccionar de la manera correcta en una situación así. Sufrir una violación es un episodio tan amargo y traumático que hay muchas mujeres que no se recuperan nunca de esa experiencia. Es preciso actuar y ayudar a la víctima.

Cómo ayudar a una víctima de violación

Cuando una mujer sufre una violación es posible que la conmoción no le permita actuar de la forma correcta y sea incapaz de dar los pasos adecuados que conduzcan a la detención del violador. Por eso es importante que cuente con la ayuda de una persona que pueda mantener la cabeza fría en esta situación. No es necesario ser una experta en leyes ni en psicología para prestar todo el apoyo necesario a una víctima de violación.

Hay una serie de acciones obligadas si queremos que el agresor no siga actuando. Inmediatamente después de una violación, hay que llamar a la policía o a los servicios de urgencias. Ellos se encargarán de indicarte los pasos a seguir. En ningún caso es conveniente modificar el escenario del delito, tanto el lugar donde se ha cometido la violación como el propio cuerpo de la víctima. Acudir a los servicios de urgencias para un examen es crucial para poder fundamentar la denuncia. Además, es conveniente que el personal sanitario haga las pruebas correspondientes para detectar posibles enfermedades de transmisión sexual, así como conseguir el ADN del agresor para una futura identificación.

Denunciar el caso es obligado, no se admiten dudas en esta cuestión, sea quien sea el agresor. Porque hay ocasiones en que el violador es una persona conocida o cercana a la víctima, y la mujer que ha sufrido la violación se siente intimidada por las posibles represalias de su entorno. Será la persona que apoya a la víctima de la violación la encargada de recabar toda la ayuda posible proveniente de la policía, los servicios sociales y el personal sanitario.

Apoyo psicológico para una mujer violada

En todo caso, una víctima de violación va a necesitar terapia psicológica para superar este momento, además de toda la compresión y el cariño de parte de su círculo más cercano. Y es que es muy frecuente que las personas que han sufrido una violación terminen aislándose y caigan en una depresión por miedo a la incomprensión de sus allegados. Efectivamente, no falta quien aún sigue justificando este tipo de agresiones sexuales y culpabilizando a la víctima por su comportamiento.

Eso es algo que hay que evitar, y conviene alejar a la víctima de cualquier persona que le infunda temor, rechazo o inseguridad. En un caso de violación, sólo hay un culpable, que es el agresor, y ese sentimiento de culpabilidad que inevitablemente tiene la persona que ha sido violada sólo puede desaparecer con la ayuda de un profesional.

Laura Sánchez  •  miércoles, 19 de diciembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

¿Estoy embarazada?

Escrito por PERLA a las 00:00:08

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x