Hechizos de amor y amarres: sus diferencias

Sonia Murillo Martín

Los hechizos de amor y los amarres tienen utilidades diferentes y, aunque a veces se pueden utilizar los mismos ingredientes, su forma de realizarlos es completamente diferente. Te contamos todo lo que tienes que saber para diferenciar hechizos de amarres aunque su objetivo sea el amor en cualquier caso.

¿Qué diferencias hay entre un hechizo y un amarre?

+ Su función: ambos, hechizos y amarres, se utilizan para lograr algo que queramos. No obstante, los primeros tienen una base sobre la que construirlos, es decir, se llevan a cabo cuando se quiere reforzar un sentimiento o una situación que ya existen. Sin embargo, los amarres tienen la función opuesta, o sea, que lo que hacen es cambiar los sentimientos o las situaciones que no nos gustan. El hechizo empuja en la misma dirección del sentimiento existente, el amarre lo hace en la contraria.

+ ¿Son magia blanca?: los hechizos de amor siempre son magia blanca y los amarres también. La única diferencia es que los amarres se encuentran en el límite entre la magia blanca y las artes oscuras. Esto es así, porque como ya hemos explicado, el objetivo de los amarres es transformar los sentimientos. En este sentido, van en contra de la voluntad de las personas y hay que ser muy precavidos al usarlas.

+ Los ingredientes: uno de los ingredientes que siempre tienen en común son las velas. Las velas se utilizan como potenciadores de la magia, casi como una fuente de energía para que el hechizo o el amarre funcionen. También se utilizan hierbas, aceites e incienso. La principal diferencia es que en los amarres solemos utilizar hilos, cuerdas o cajas para ‘amarrar’ (de ahí su nombre) lo que queremos cambiar.

Puedes leer más artículos similares a Hechizos de amor y amarres: sus diferencias, en la categoría de Hechizos de amor en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: