La historia de una novia con cáncer que sigue adelante con su boda

Laurin Long se negó a cambiar la fecha del evento por su enfermedad

Lidia Nieto

 lucha boda cáncer

"No podemos rendirnos". Estas fueron las palabras de Laurin Long cuando los médicos le comunicaron que el cáncer de mama que sufría y que había conseguido superar dos años atrás había regresado y le aconsejaron a ella y a su pareja, Michael Bank, que anulasen o cambiasen la fecha de la boda. "No queríamos que la enfermedad dictase cuándo debíamos o no casarnos", expresaron los novios. 

El 24 de marzo, fecha elegida por la pareja para celebrar el evento, era un día especial para ambos: el aniversario del día en que Long y Bank se conocieron, y cambiarlo sería ceder al cáncer y darse por vencido. Los facultativos les dijeron que era muy probable que la novia necesitara oxígeno y que no pudiera andar por los pasillos, pero nada podía frenar su amor y sus ganas por vivir. 

La pareja, que vive en Columbia (Carolina del Sur, Estados Unidos) se casó como siempre lo había soñado. Laurin estaba guapísima y, a pesar de las predicciones de los médicos, caminó radiante con su vestido blanco por el pasillo y pudo bailar toda la noche. Esa "energía" de la novia se atribuye a un intenso tratamiento que está recibiendo como parte de un ensayo clínico que combate el cáncer, pero que, en contra, también hace que su cabello se caiga y cause otro tipo de consecuencias en su salud. El recuerdo que guarda Laurin de este día es especial: "Estoy muy feliz de que no hayamos movido la fecha o, incluso, de haber intentado apresurarnos para tener una boda". 

El amor puede con el cáncer de mama

La historia de una novia con cáncer que si adelante con su boda

Laurin Long y Michael Bank se conocieron a través de un web de citas el 24 de marzo de 2015. En ese momento, Long estaba atravesando su primera batalla contra el cáncer de mama, diagnosticado justo antes de cumplir 26 años. Soportó la quimioterapia, una mastectomía doble y seis semanas de radiación. Para celebrar el final de la quimioterapia, Long se hizo a una sesión de fotos en la que se mostraba con una cabeza calva y guantes de boxeo rosas, y usó esas imágenes para su perfil de citas en dicha web. Bank, que posee una escuela de karate, estaba intrigado y decidió ponerse en contacto con ella. 

Así comenzó una historia de amor donde el cáncer parecía que les había dado una tregua. Las últimas pruebas evidenciaron que Long no tenía resto de la enfermedad, pero la amenaza seguía ahí. La madre de Laurin falleció por un cáncer de páncreas y, su padre, por uno de colon. Sin miedo, pero con el respeto que esta enfermedad da, la pareja decidió vivir la vida al máximo. Desde que se conocieron se amaron intensamente y se encargaron de disfrutar de uno de sus grandes hobbies: viajar. Así se recorrieron todo el país, visitaron las Bahamas, pasaron unos días estupendos en Cancún... ¡Todo iba fenomenal! 

Con cáncer, pero siempre mirando al futuro

novia con cáncer de mama se casa

A finales del 2017, Laurin comenzó a sentirse indispuesta. Unos fuertes dolores en la espalda la hacían pasar en cama mucho más tiempo del deseado. Aunque al principio esta dolencia se achacó a espasmos musculares, sucesivas pruebas médicas hablaban de una reaparición del cáncer de mamá, extendiéndose por los huesos y el hígado. Un intenso escalofrío recorrió el cuerpo de la pareja. ¡Estaban aterrados!

Laurin comenzó un proceso de quimioterapia, pero los resultados no eran los esperados. El cáncer había tocado los pulmones. ¿La fecha de la boda peligraba? Quedaban apenas unos meses y la situación no mejoraba, pero ellos lo tuvieron claro: "No tenemos miedo". Desde enero Laurin ha estado bajo un ensayo clínico agresivo que, según los últimos informes, está funcionando, reduciendo el tamaño de los tumores. 

"Intento encontrar algo bueno todos los días". Un poderoso mensaje para gente que está atravesando una enfermedad como la de Laurin o para cualquier persona que no encuentra una motivación diaria para de levantarse de la cama. Laurin y Michael ya piensan en cuál será el próximo viaje que realizarán juntos. ¿El destino? Italia, para celebrar su tercer aniversario. "Vamos a continuar viviendo y viajando y haremos todo lo que queramos hacer mientras podamos".