El placer de darte un baño con tu pareja

Regálate un baño con tu pareja

A veces una pareja tiene tan pocas cosas en común que los demás se preguntan cómo es posible que sigan juntos. La razón es un secreto que sólo ellos saben, porque cada pareja es un mundo. Pero si hay algo que mantiene unida a una pareja es la complicidad y la intimidad. Pequeños gestos cotidianos que demuestren al otro que el amor sigue vivo a pesar de las dificultades y compartir momentos recreándose en la propia unión de pareja. Uno de esos momentos mágicos que más pueden unir a una pareja es algo tan sencillo como darse un baño de espuma juntos.

Los beneficios de darte un baño con tu pareja

Para muchas personas el momento de la ducha o el baño es tan íntimo que ni siquiera lo comparten con su pareja. Y es que la desnudez corporal es para mucha gente una representación de esa otra desnudez interior, de ese mostrarnos tal cual somos sin aderezos y sin secretos. Y lo que es más importante, mostrarnos desnudos es aceptarnos tal cual somos sin miedos ni inseguridades.

Por eso, compartir un baño con tu pareja puede convertirse en un ejercicio de unión sentimental como ningún otro. Darte un baño con tu pareja significa la máxima complicidad entre ambos, capaz de mostraros el uno al otro tal cual sois y de disfrutar en el proceso.

Porque un baño juntos no sólo refuerza la intimidad de la pareja, sino que además, puede descubiros placeres nuevos, reactivar el deseo dormido por la rutina y aprenderos el uno al otro hasta que no haya ni un centímetro de piel por recorrer. Así que no dudes en regalarte de vez en cuando un baño junto a tu pareja para retomar la pasión, para relajaros o, simplemente, para disfrutar del momento.

El baño perfecto

Si crees que a tu chico no le va a emocionar la idea de daros un baño de espuma juntos, porque le va más una ducha rápida, prueba a planteárselo como un regalo. No hace falta esperar a San Valentín para introducir un poco de romanticismo en la relación. Prepara el ambiente de forma que no pueda negarse a algo tan sensual.

La iluminación es uno de los factores clave para que tu chico se interese por la propuesta, así que prepara el baño con unas cuantas velas aromáticas que vayan despertando su interés (y también sus sentidos). Elige la música más propicia para los momentos de amor y llena la bañera de sales, espumas y aromas irresistibles.

Podemos asegurarte que no hay hombre que se resista a compartir ese baño de espuma que promete tantos placeres. Y lo más seguro es que convirtáis el baño en un ritual de pareja.

Laura Vélez  •  miércoles, 17 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x