Horóscopo: la compatibilidad general de los signos de agua

¿Con quién se llevan bien Cáncer, Escorpio y Piscis?

María Fernández

El zodiaco contempla signos en relación a cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire. En función de las características de cada uno de ellos, su afinidad con los signos del zodiaco variará. En esta ocasión, nos centramos en descubrir el nivel de compatibilidad que tienen los signos del elemento agua con el resto del zodiaco. No estaría nada mal averiguar por qué con ciertas personas el flechazo (no necesariamente amoroso) es instantáneo, mientras que con otros no te llegarías a sentir bien ni aunque pasaran siglos. Puede que la razón se encuentre en el horóscopo. Por tanto, si eres un Cáncer, Escorpio y Piscis, que son los signos de agua, te interesarán las siguientes predicciones del horóscopo

Compatibilidad de los signos de agua

- Compatibilidad agua-agua. Aunque parezca paradójico, un signo de agua no encuentra la máxima compatibilidad con otro del mismo elemento. Y es que los Cáncer, Escorpio y Piscis son muy suyos, por lo que no tienden a conceder muchas licencias a los que le rodean. Aunque pueden ser muy amigos de otros agua, las relaciones de pareja tendrán que superar muchos obstáculos.

- Compatibilidad agua-tierra. Los agua se sentirán muy cómodos con los signos de tierra ya que estos suelen tener lo que este signo está pidiendo. Además de surgir el amor, entre los signos de agua y los Tauro, Virgo o Capricornio puede nacer una amistad sólida.

- Compatibilidad agua-aire. Con los signos de aire (Géminis, Libra y Acuario) no se llevará ni muy bien, ni muy mal. Sin embargo, si quieren caminar de la mano por mucho tiempo, tendrán que trabajárselo.

- Compatibilidad agua-fuego. Si eres un signo relacionado con el agua y estás buscando pareja para toda la vida, intenta evitar a los fuego porque te será muy difícil lograr cierta estabilidad. Los agua no soléis soportar ni entender la personalidad explosiva de los Aries, Leo y Sagitario y tendéis a desesperaros, porque no tenéis la misma percepción de la vida. Pero, ¿qué hay más estimulante que un reto?