Pros y contras de tener novio a los 30

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las edades de la mujer hoy en día se caracterizan por la duda sobre si es pronto o tarde para lo que sea, también para las relaciones de pareja. Más jóvenes, menos jóvenes, cada década es una oportunidad para vivirla intensamente. Nos preguntamos por los pros y los contras de tener novio a los 30. ¿Es pronto, es tarde o es la edad perfecta?

Ventajas de tener novio a los 30

No te había parecido oportuno vivir en una relación de pareja estable hasta que has cumplido los 30 porque estabas centrada en otras cosas, en tus estudios primero, en tu carrera profesional después y en tus amigos en todo momento. Ahora que tienes más o menos encarrilada tu vida, es el momento perfecto para dedicarte al amor.

Además, a estas alturas te sientes más madura, con más experiencia y muy capaz de responsabilizarte a partes iguales en el compromiso que supone una relación de pareja. Tú ya sabes lo que quieres, así que no hay motivo para que tu historia de amor treintañera no salga bien. Nada puede fallar porque lo tienes todo bien atado. Adelante porque estás en la década perfecta para la pareja.

Desventajas de tener novio a los 30

Pero debes tener en cuenta que tu madurez a los 30 no se corresponde con la de tu media naranja, que aún está bastante verde a esa edad. Sí, las edades del hombre van un poco más despacio, qué le vamos a hacer. Así que tal vez sea mejor que pongas tu ojos y tu corazón en un hombre mayor que tú, porque si te buscas un novio de tu edad, te vas a dar de bruces con un Peter Pan.

También puede ser que en esta década de los 30 aún no te hayas asentado. La precariedad laboral también influye en el amor y es probable que te sientas demasiado joven como para comprometerte con alguien. Si ni siquiera sabes qué quieres ser de mayor, cómo vas a saber con quién quieres estar. Es cierto, es pronto, mantente soltera una década más y luego te replanteas el tema de la pareja.