Mitos del miedo al compromiso de los hombres

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El miedo al compromiso de los hombres

A veces las relaciones de pareja no son cosa de dos, sino que son cosa de una sola persona. El novio imaginario es una experiencia desgarradora que muchas mujeres han vivido y que ha dado lugar a esa leyenda urbana del miedo al compromiso de los hombres. Pero no todos los hombres son alérgicos al compromiso, sino que la alergia depende de la mujer con la que estén.

El novio imaginario o el miedo al compromiso

Tú te sientes feliz y enamorada con las mariposillas revoloteando a mil por hora y estás lista para dar un paso más y formalizar una relación de pareja. Pero en tu interior intuyes que algo va mal y disculpas las desapariciones de tu presunto novio con la excusa de que tal vez tenga miedo a enamorarse. No te engañes, tienes un novio imaginario.

Que tú creas que es tu novio no quiere decir que él crea lo mismo. Probablemente él te quiera solo para el sexo aunque no es lo suficientemente honesto como para reconocértelo y dejarte a ti la elección de qué es lo que te interesa. Pero esta situación de novio imaginario tampoco quiere decir que ese hombre tenga miedo al compromiso.

El miedo al compromiso de los hombres es un mito, una leyenda urbana para justificar el desamor de esos hombres que no están interesados en tener una relación con una mujer en concreto. En este caso la excusa por excelencia se pone del revés: no soy yo, eres tú. Y comprobarás que es cierto cuando le veas del brazo de otra mujer luciendo en su mano un flamante anillo de compromiso.

La historia se repite una y mil veces y es un clásico entre las historias de amor, que por cierto siempre llevan detrás una historia de desamor. Un hombre reacio a la convivencia, con tintes de Peter Pan al que le salía sarpullido solo de pensar en conocer a tus padres de pronto un día se decide a casarse con su nueva novia. Y mientras tanto nosotras pensando que era alérgico al compromiso.