Poemas de amor divertidos para hacer reír a tu novio

Teresa Guerra

La risa no sólo nos hace ser más felices, también nos ayuda a vivir más. Y también puede hacer que tu relación sea más duradera, si sabes mantener la chispa. Para ello nada mejor que unos poemas de amor divertidos que te ayuden a sacarle una sonrisa con un piropo divertido.

Te proponemos algunos poemas románticos pero graciosos, son una dedicatoria ideal para relajar los momentos de tensión, o simplemente una dedicatoria tierna y bonita para acompañar con el desayuno y hacer que empiece el día con una sonrisa. Sea cual sea el momento, ten siempre a mano estos originales versos de amor.

Poemas cortos y graciosos de amor para dedicar

No desayuno por pensar en ti,
no almuerzo por pensar en ti,
no ceno por pensar en ti,
no duermo porque tengo hambre.

Soñe que me amabas,
soñe que me querias,
pero me cai de la cama
por soñar tonterías.

Cuando tengas un novio
nunca lo beses en el balcón,
porque el amor es ciego
pero los vecinos no.

Cuando pasé por tu casa
me tiraste una flor,
la próxima vez que pase,
sin maceta por favor.

Como quisiera ser Tarzán,
para ir de rama en rama,
hasta llegar a tu cama.

Hay que saber reírse de uno mismo, incluso cuando se está enamorado, nos ayuda a evitar el estrés o las preocupaciones que suelen afectar más a las parejas. Está bien tener un gran gesto romántico con nuestra pareja, pero también hay que buscar actividades ligeras en las que lo importante sea pasarlo bien sin más.

Estos poemas de amor divertidos son la excusa perfecta para compartir un momento de intimidad y complicidad, y al ser tan cortos son ideales para terminar una carta de amor divertida o, todo lo contrario, compensar unas palabras de amor más serias.